Olvidarte o el arte de olvidar

Hoy olvidé tu nombre
no tu rostro, ni tu sonrisa,
discúlpame, ando con prisa.

Hoy olvidé llamarte,
es que no sé ya cómo invocarte,
perdí tu número, en alguna parte.

Hoy olvidé tus besos,
tenía hambre, compré unos quesos,
hacía frío, duelen los huesos.

Hoy olvidé buscarte,
es que no hallo cómo encontrarte,
¿Acaso fuiste de viaje a Marte?

Hoy olvidé tu vida,
ya no sé bien si vives querida,
tal vez te fuiste sin despedida.

Hoy olvide el recuerdo,
aquél que hacía ver todo lerdo,
de un tiempo libre, comiendo cerdo.

Hoy olvidé tu rosa,
la perdí por alguna u otra cosa,
disculpame, ¿quién sos, hermosa?

Hoy olvidé olvidarte,
ahora recuerdo que suelo amarte,
y así, el amor, a diario brindarte.
Prometo, así, ya no descuidarte,
y cada día, en besos, recrearte.
Hoy, sólo espero, mi vida entregarte,
y que esta amnesia me deje recordarte.

2 comentarios en “Olvidarte o el arte de olvidar

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s