Domingo sin verano

Desperté temprano, un domingo sin verano
salí de la cuna, y alcancé a ver que la luna
fumaba contenta, se movía en cámara lenta
el sol se asomaba, la calzada iluminaba.
Había unos gorriones, cotorritas y buchones
y cantaban lindo, los jilgueros variopintos,
los perros hambrientos me sacaban del asiento
autos y camiones, hampas, maulas y bribones
hacían de las suyas, y vos también de las tuyas.
Respiré dichoso, este nuevo día hermoso
me tomé unos mates, y escribí este disparate.

Anuncios

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s