Simplemente

El hombre sólo
Ante el limbo
Sólo el hombre
Con su nombre
Y otros nombres
Lo confunden
Lo persuaden
Y simplemente
Vaga el hombre
Yerra solo
Y la mujer
Acompañada
Bien perfumada
Como acuarela
Bella pintura
De curvatura
Y ornamenta
Vagamente
Y viceversa.
Yerra el hombre
También acierta
Vaga la mujer
Ante su limbo
Existencial
Y enfrenta dura
La muerte pura
Sólo ella
Y su escultura
Puede escuchar
Sensiblemente
La voz palpita
Que no marchita
Y el hombre solo
Ante su sombra
Que no lo nombra
Podrá acallar
La silbatina
Y el abucheo
De muchedumbres
Tan estridentes
Como un aplauso
Que han olvidado
Reír sin más.
Así el sentido
De haber vivido
Pasa por urbes
Inmemoriales
Y sociedades
Episcopales
Que han exprimido
El alma sensible
Y le hace creer
Que la corriente
Lo llevará
Al hombre sólo
Donde podrá
Dar rienda suelta
A su elección.
En diez mil años
Esta escritura
Develará
Cual jeroglífico
Lo que ha querido
Ella expresar.
Nadie leerá
Todo será
Tantear la luz
Al día de hoy.
Y a quién le importa
Que el hombre sólo
Comprenda ya
Cuando él siquiera
Cuenta se da.
La situación
Que lo albergó
Le sentenció
Su condición,
Lógicamente
Ya se embarró
Y cubierto en lodo
Sencillamente
Se lo olvidó.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s