Por los puntos

Ya una vez te lo dije:
Sacate la cruz y el dije.
Me gustan los textos sin comas,
El pollo, por favor, no te lo comas.
¡Vade retro! ¡Delante de mí correos!
Se me acumularon en el mail correos
Y casi ni cuenta me di,
Tomá la cinta y medí.
La panceta, salada y cara,
Previo al beso, lavá tu cara.
¡Qué linda que está la noche!
No me digas que no che.
Dejá la blusa en la cómoda,
Vos, relajate, ponete cómoda,
A eso me referí
Por algo soy referí.

Clasificados en la red

Se solicita empleado con actitud proactiva, ánimo emprendedor, disponibilidad para turnos rotativos, disposición a trabajo en equipo y espíritu festivo. Ofrecemos cálido ambiente de trabajo con proyección y posibilidad de crecimiento. Inútil presentarse sin buena presencia ni referencias.
Presentarse en el cementerio de la Chacarita de 8 a 12 o enviar CV a este medio, asunto “Sepulturero”.

————0————-

Encontré documentación a nombre de ELBA GARTO ( dni, tin, carnet de conducir y otros ). Si alguien la ve, por favor, que los mande a retirar. No entrego en persona. Repito: no entrego en persona ( En todas las fotos sale horrible).

————0————-

Moldeamos pensamiento. Reducimos criterio. Igualamos opinión. Adoctrinamos comportamiento. Suscriba nuestros aclamados servicios para aplanar su sociedad. Libertad S.A. ( también exiliamos disidentes ) .

————0————-

Si tenés las horas contadas y calzás 42/43 éste aviso puede ser la solución para vos: te compramos las zapatillas a precio de ganga. En épocas de ajuste hay que ceñirse a las circunstancias. Tratamos con moribundos. Semivivos abstenerse.

————0————-

Estamos vendiendo torteletis de torta. También tenemos tartas de tortilla y tartamudos al trote. Su consulta nos molesta, sea breve (somos bravos).

El toque sublime

Me llamaba la atención el corrector de mi antiguo teléfono, en casos en que al escribir un sms, particularmente la palabra “otro” me la cambiaba por “muro”. Era un mensaje revelador. El otro era realmente un muro forjado cuya subjetividad había que penetrar para poder llegar a algo parecido a una comunicación. Esta revelación se hizo palpable cuando salió Facebook y ‘los otros’ tenían sus muros y muchos llegaron a creer que eran esos muros. Como la idea no cayó bien ( al sujeto no le gusta ser objeto ) se le cambió el nombre de muro a “perfil”. Pero esto no es tan revelador y siquiera sugiere algo, salvo para aquellos que creen ser un perfil, una pose, una imagen. Del otro lado, detrás del muro, hay una sensibilidad, una subjetividad esperando, deseando, que alguien la toque. ¡Ring-ring!

Hedor

La convivencia siempre fue difícil. Conflictiva. Disputas de grandes, travesuras de chicos. Los grandes que por la noche se hastiaban de los chicos y se enfrascaban delante del televisor. Y antes de mandar a los chicos a la escuela al otro día, para restarles vivacidad, había que sentarlos delante de la tele. Era un método que funcionaba a costa de vida. En la escuela, cuando el docente se veía superado por la vívida inteligencia del niño comenzaba un severo dictado ( en el mejor de los casos ) o les hacía sacar una hoja a todos ( en el peor ) pagando hasta los pobres tontos. Hay algo en la imagen, que encandila, que enceguece, que es el poder de detener el devenir, poder de quienes somos víctimas, rehenes. Ese poder es nada más ni nada menos que la muerte, bah! Porque si hay algo que impacta de toda belleza es su carácter vivaz. Blancanieves muerta espanta a cualquier príncipe.
Así las cosas, y visto que funcionaba, la hegemonía de la pantalla no se quedaría sólo ahí. Videojuegos y redes para los chicos, redes y porno para los grandes, se destacaban. Y fútbol para todos. Y ese mundo tosco, para nada sublime, se propagaría cual enfermedad virósica entre la gente cegada, sin distinción, donde la sensibilidad duerme o yace moribunda en el seno de un cigarrillo pestilente.

Retiro espiritual

Me gusta romper esquemas, sacar diálogos del contexto al que se someten, diseccionar el libreto en el que vivimos, responder por ejemplo:

-¡Leo! ¿Cómo andás??
-Anoche, a las dos cuarenta y cinco.

-¿Cómo ves la situación económica del país?
-Siete a uno, codificado.

Romper los cánones:
-¿Qué decís? ¿Qué contás?
-La epístola papal dio resultados negativos, mientras el euro cotiza estable a la espera de un posible quórum en Pisa.

Destruir algoritmos de pensamiento arraigado:
-¿Qué hacés Leo?¡Tanto tiempo!
-Tu actitud escatológica me provoca glamorosos espasmos, tu tormento será flores en días donde la fauna sea exiliada por los terratenientes, ávidos de minería de alta rentabilidad.

Tocar puntos ocultos:
-Sr., ¿me dice la hora?
-La tarde no tiene parangón, en todo caso, si el calor cede, abrácese.

Purgar condenas socioculturales:
-¡Buen día!
-Será vuestro siempre y cuando calle el alba previo al ocaso de gallos ciegos y gallinas cojas.

En definitiva, me gusta el yodo, el ácido fólico, la taragüí y tu desconcierto.

De colección

Éramos chicos para algunas cosas, pero no tanto para otras. Sin embargo, en ese tiempo, a la cerveza le sentíamos gusto a pis de gato. O al menos eso es lo que creíamos, ya que nunca habíamos probado pis de gato ni lo pensábamos hacer. No obstante, había una corriente que nos llevaba a coleccionar latas de cerveza y, en un comercio algo lejano vendían unas latas que no teníamos y las queríamos a toda costa para llenar nuestras habitaciones. Juntamos nuestros ahorros y compramos tres latas. No queríamos la cerveza, que sería nuestro néctar predilecto de otras noches, sino simplemente las latas. Abrimos una y la probamos: pis de gato. No había dudas. La vaciamos en la vereda. Esa y las otras dos latas. El carnicero salió enfurecido por el enchastre que habíamos hecho con la espuma y nos mandó a mudar. Al llegar a casa, comenté lo sucedido, pero mi viejo, que por ese entonces ya era mi viejo, me aleccionó: ¡No! Está mal; vos tenés que traerme la lata, yo me tomo la cerveza y después te doy la lata vacía. ¡Tomá!
Con los precios actuales, espero que mi hija empiece a coleccionar cajitas de cigarrillos, que dice que tienen olor a escape de rastrojero.

Algo cambió

Se debe pensar
en imágenes;
se debe imaginar
con apuro,
se debe simbolizar
por ejemplo
cualquier palabra
deberá tener un símbolo
que la represente,
no importa
si es por accidente
que así la simbolice,
se debe representar
cualquier cosa
plausible de decir
para que otro
la pueda imaginar
porque la imagen
se puede ver
entonces, así sí,
se puede creer
¿se puede tocar?
Se puede dudar
de todo aquello
difícil de representar
difícil de imaginar,
como un argumento
como una frase
que no por extensa
sino por viva
nos caiga densa
sutil pensamiento.
Porque la comunicación
ahora mutó
y así se escriba
y así se hable
como vos, como yo,
debe decir
algo muy fácil
de imaginar,
que me dé algo
de dónde agarrar,
no sé si usté me entiende
más me lo puedo
imaginar
sentado frente
a alguna pantalla
que con el dedo
va a deslizar
o una sublime
fresca sonrisa
que se disipe
al finalizar.