Aurora

¡Soltad amarras, levad anclas!
Este barco sigue navegando
a pesad del consabido naufragio
cortad vuestro apetito al ras
y mantened el ánima cantando
que pronto habrá nuevo sufragio.

Y si en la red os seguéis enredando
y os topáis con afrenta pertinaz
torced el timón hacia este adagio
que os eleva en magnífica y veraz
melodía de cornetas, que acusando
al poeta por la letra y por el plagio
no le dejan opción de ir agregando
ni siquiera con su canto algo de paz
pues la Aurora ella misma es el presagio.

6 comentarios en “Aurora

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s