El ratón

Le canto a tu alma divina,
le unto a tu piel margarina,
convido a tu boca sardina,
le pido un beso a la vecina.

Le escribo a tu risa, dulzura,
le pinto a tu rostro, hermosura,
le hablo a tu mente, locura,
me dice que soy caradura.

Me habla tu tía de cosas,
me pide le corte una
s rosas,
me dice que saque babosas,
que cuide de sus mariposas.

Le veo pasear a tu hermano,
camina escondiendo su mano,
me presta dinero o engrano.
Molesto, me da con desgano.

Te compro cartera y zapatos,
de cuero ni en pedo, baratos.
Te invito a comer unos gatos,
los pago lavando los platos.

Me voy, ahora me estoy fugando,
me marcho de aquí caminando,
y en el camino voy cantando,
espero que estés escuchando.
Vos seguí viviendo, jugando,
que mientras te voy evocando.
Y si pensás que estoy soñando,
no creas, hoy te estoy amando.

Anuncios

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s