Ella te miraba

 

Viste tristeza en su mirada
por la indiferencia abrigada,
tenue sonrisa del mármol
ocaso melancólico del sol.

Y te miró, buscando a quien
la guiara a bajar del terraplén.
Tan sólo quisiera escapar
estar y andar en otro lugar.

El entorno a veces trastorna
pero la sensatez ( sí ) retorna,
Ella no lo supo ese entonces
observaba estatuas de bronce.

La mirada te dejó pétreo
¿o como estatua de sal?
De comportamiento férreo,
si no es correcto está mal.

Ella dormía en sus fragilidades
cubierta por un manto oscuro,
frontales y un paredón muy duro
banalizaban todas las sinceridades.

Y ahí tú bien la viste (¿dónde?)
ella que rememora y se esconde,
buscando en tiempos discretos,
de felicidades oculta sus secretos.

Te miró, es verdad, buscando claridad
salir del hastío, por el bravo río
huir del olvido, olvidar la muerte
se topó con ruido, no tuvo tu suerte.

 

Fotografía: Jorge Guardia

Anuncios

2 comentarios en “Ella te miraba

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s