Un respiro

Transitar sobre el valle
del vital desahogo
recobrar el aliento
y volver a las calles,
sortear dificultades
tras ceder el asiento,
observar cómo un dogo
recorre las ciudades
a buscar alimento
que le quepa en su talle
atento a las novedades.

Si la pena descansa
sobre el pecho erguido
descontenta mas mansa
como león herido,
puede que siga andando
si es que ya no se cansa
ánima que revive cantando
en un canto sostenido
que desata el suspiro
de quien sufre viajando,
sólo busca un respiro.

Transitar a tientas
la mundana penumbra
reparar en la sombra
del ave de rapiña
noche que no te nombra
( pero evoca a la niña
que ya no se deslumbra )
y esperar bien atenta
que la sábana ciña
al dormir tan contenta
si una estrella te alumbra.

 

2 comentarios en “Un respiro

    • Muchas gracias Eva. Así es, es tan necesario ese respiro como la palabra de aliento en momentos de ahogo. A veces llega, y eso nos da el impulso a buscar el encuentro y saber que otros pasan por lo mismo y esperan lo que nosotros anhelamos.
      Me alegra que lo hayas recibido así. Un beso Eva, gracias por visitar este espacio.

      Le gusta a 1 persona

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s