La tortuga

La tortuga avanza a paso lento
con firmeza atraviesa el campamento
no distrae su ritmo el firmamento
ni se queja del contratiempo del viento.

Ella tiene en la mira un objetivo
y no pierde actitud durante el recorrido
no la abaten las burlas a su lentitud
avanzar es su lema, avanza su actitud.

Si un peligro la hace entrar en razon
se refugia dentro del caparazón
luego asoma, sigilosa, la cabeza
busca bichos de alimento en la maleza.

Bebe el agua que le obsequia la llovizna
si se encuentra una lechuga hay verbena
y a la noche ya se duerme tras la cena
al cobijo de la luz de luna llena.

Tempranito con el sol se ha de levantar
vuelta al ruedo con su tranco sin igual
caminando se propone cruzar un charco eventual
y el camino es enseñanza, su receta es avanzar.

La tortuga y su templanza, natural, añosa
como fruto y su bonanza, cual jazmín o rosa
da la pauta que la vida, gentil, bondadosa
corre como melodía sensual vigorosa.

*Fotografía: Jorge Guardia

Anuncios

3 comentarios en “La tortuga

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s