Jolgorio

Hubo un momento de zozobra en el pueblo de Jolgorio cuando el sol asomó, bien temprano, por el norte. Quienes recién se despertaban para empezar la jornada sólo por esparcimiento lo tomaron como una paradoja de la naturaleza; otros se disponían a desperdigar la noticia por todos los confines del lugar despertando a los rezagados que, con sorpresa, buscaban explicaciones en los de mayor conocimiento.
-En el cincuenta y tres pasó lo mismo, y nadie murió de nostalgia. -dijo un anciano con un hilo de voz.
-La tierra gira tanto que un día puede confundir incluso a los astros. -dijo otro en tono severo, aunque muchos lo tomaron con humor.
Lo cierto era que se había producido un suceso para el que escaseaban las explicaciones eficaces. Los científicos de Jolgorio no daban pie con bola y al sol se le había dado por hacer de las suyas.


Pronto, tras largas deliberaciones en las que cada quien realizaba su aporte basado en suspicacias y especulaciones, cerca del mediodía cuando el cenit daba sobre el este del pueblo y todos reunidos miraban a través de la capilla, un joven llamado Cebro, al que en el pueblo lo tildaban de tonto, dijo que “si cada uno tenía derecho de hacer lo que le diera la gana, esta ley se podía extender a toda la galaxia dejando consecuencias imprevisibles”. Desde ese momento, el joven adquirió tal respeto de sus coterráneos que cualquier zoncera que dijese era escuchada con atención.
El sol, finalmente, se puso sobre el sur, allá sobre la laguna, y Jolgorio volvió a celebrar al llegar la noche.
No está demás decir que muchos enloquecieron, que varios pusieron manos a la obra en sus labores relegadas y que el resto se volvió a entregar al frenesí de la fiesta que se vivía en el pueblo.

Al día siguiente, cuando la resaca que había dejado el buen vino sobre los habitantes del pueblo hacía doler la cabeza, la normalidad, con su orden y su desorden habitual, había parecido regresar. Alguien, sin importancia, sostenía el universo cumpliendo con su deber.

Anuncios

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s