Sensible

La materia va para adelante
el alma vuelve a la fuente,
a veces te arrastra la corriente
el templo parece un recipiente.

Tus ojos de a ratos iluminan
con ira a veces me fulminan,
si tristes, decaen o se obnubilan
contentos, felices dictaminan.

Tus manos por la causa trabajan
posibles, sin pausa, las barajan
si crueles, perdidas, nos ultrajan
oportunas, dignas, resquebrajan.

Tus piernas, corren luego saltan
te elevan, te llevan, sí, caminan
dichosas en suave ritmo danzan,
coquetas, bellos zapatos calzan.

Tu piel, que en dolores florece,
es libre en placeres mientras crece
susurra las voces cuando escuece
revela secretos, quién pudiese.

Tu voz es dulce con su canto
protesta si le produce llanto
sucumbe si algo le da espanto
murmura cuando lo sufre tanto.

Se nutre de ella la subjetividad
De quien no cae en la vanidad
que vive en la misma realidad
abierta a su vasta sensibilidad.

Anuncios

2 comentarios en “Sensible

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s