Demasiado

La importancia a la opinión
muy pesado resulta el juicio,
¿cuánto cuesta el bienestar?
No tanto como los vicios.
Se debate en la habitación
qué libro debemos prestar.

Sigue firme el firmamento
sin fecha de vencimiento,
morir lleva a la sepultura
¿será el fin de la cultura?
No creo, en el epitafio
resucitará un viejo adagio.

Así, un consejo justiniano
llega pronto, te da la mano,
rectifica tu pensamiento
altera el comportamiento
en el espíritu repercute
te socorre, luego te nutre.

La caída hacia lo grosero
al mundo vago y vulgar
te aleja de lo certero
que ha de alzar el pulgar
si consideras lo correcto
en ese andar imperfecto.

Y cualquiera se equivoca
si al pensar eso trastoca,
es sabio no repetirlo
y al error corregirlo,
el camino a veces duele
y en eso confundir suele.

Pues no todo son decisiones
ejemplares son convicciones
como esas que dan la certeza
donde tu andar no tropieza
y te guían como luz del alba
quien pide tu alma ser salva.

Hasta tanto, será demasiado
vivir sin sol y nublado,
la lluvia regará las flores
y con ellas los colores
que otorgan gracia a la vida
y a tu existencia bendecida.

 

Fotografía: Jorge Guardia

Anuncios

4 comentarios en “Demasiado

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s