Las horas lentas

A veces el alma se ahoga
inocente en un vaso de agua
si llueve olvida el paraguas
y tras el llanto se desahoga.

Es hora de abrirse camino
ver otras formas de pensar
la vida no es sólo pasar
es atravesar el destino.

Y el obstáculo vespertino
merodeando con dificultades
surge como las frivolidades
se sortea con gracia y atino.

Cuando llega la hora boga
para salir de ese trance
y tras evitar el percance
vuelve a reír si hay joda.

Anuncios

2 comentarios en “Las horas lentas

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s