La poesía silenciosa

Nada decía
nada callaba
no blasfemaba
ni tarareaba
ni criticaba
otra poesía.

No era que abría
mil emociones
ni sensaciones
ni sentimientos
algo olvidados
eran sentenciados
a remordimientos
de otra poesía.

No elucidaba
varias cuestiones
ni reclamaba
nominaciones
ni premiaciones
en los concursos
pues sus recursos
escatimaban
con alevosía
los de otra poesía.

Simple y tardía
muy silenciosa
cual melodía
fiel, vanidosa
se maquillaba
como babosa
luego escapaba
por las baldosas
y su travesía
le recordaba
otra poesía.

Un comentario en “La poesía silenciosa

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s