No cortejes la tristeza

No cortejes la tristeza
Si te encuentra con flaqueza
Se te sube a la pereza
Y se te instala en la pieza.

Mejor trátala cual visitante
Obsérvala, sagaz, expectante
Como si fuera algo redundante
Que se viste algo extravagante.

Y si te resulta intrigante
Déjala sobre un estante
Que espere por un instante
Si te resulta estimulante.

Como adorno al que no rezas
Como vidriera de rarezas
Obsérvala con destreza
Que no ceda tu entereza.

Anuncios

2 comentarios en “No cortejes la tristeza

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s