Y…

 

Afrontar el desafío innato
tal como la aventura viva,
resplandece, sol timorato,
que entre nubarrones iba.

Y cuando todo oscurece
o la realidad languidece
vislumbrar, con oficio,
viva luz en un resquicio.

Y con ella todo aclara
silenciosa, no declara,
pero deja ver las cosas
margaritas, lilas, rosas.

Y afrontar el desafío
de fluir caudal de río
o remar contracorriente
y retornar a la fuente.

Y de uno u otro modo
viviremos codo a codo
canturreando veleidades
ni mentiras ni verdades.

Y tal como la aventura
si la suerte no nos dura
repetiremos como loro
la lección o como toro.

Y vivir, sueño o cuento,
es dejar de ir tras el viento
de la moda o la doctrina
es visión en la retina.

Y reír tras el porrazo
y sentir, quizá, el flechazo
de la vida que cautiva
que enamora y se cultiva.

Y volar sin la turbina
y parar en la banquina
observar el horizonte
escondido bajo el monte.

Y nadar en pleno mar
en presencia simple estar,
con la estrella de Belén
antes de que pase el tren.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s