Al río

Derrama al río tu llanto
que lo lleve la corriente
con su pena impertinente
su pesar y su quebranto.

Sólo déjalo que corra
que su cauce lo recorra
que allí en el agua se pierda
al derecho o a la izquierda.

Derrama al río tu llanto
que fluya allí tu tristeza
que te limpie de impureza
como al entonar un canto.

Y cuando te sientas viva
recobrar la alegría esquiva
verás que no es tan pesado
el dolor que tú has cargado.

Derrama el río su llanto
de tanta vida perdida
de tanta pena escondida
que al sol no parece tanto.

Anuncios

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s