Un cerebro partido en dos

La mitad de su cerebro
Pensaba diariamente
en solucionar problemas,
Mientras que el opuesto
Se dedicaba a crearlos.

La mitad de su cerebro
Imaginaba cosas bellas
Situaciones de felicidad,
Mientras que la otra
Se dedicaba a arruinarlas.

La mitad de su cerebro
Generaba bendiciones
Propiciando el optimismo,
Mientras que la restante
Creaba boberías y dislates.

Una tarde en primavera
Se sentaron a conversar
Las mitades del cerebro,
Y sin llegar a un acuerdo
Si llegaron a afirmar
Que eran contraproducentes,
Mientras una generaba
La otra destruía todo
Mientras una aclaraba
La restante oscurecía.
Entonces se dieron cuenta
Que como la sombra y la luz
Una no es sin la otra
Y resolvieron en común
Pensar y obrar como un todo
Y no como partes del mismo.

Así fue que se dieron la mano
Las mitades del cerebro,
Que disueltas no son dos
Sino una en comunión
Y aunque no todos son aciertos
Ya no hay contradicción.

Anuncios

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s