Nuevas doctrinas

Seudociencias a la vista
Que te engañan como crío,
Antes de que pasen lista
Se baña en el mismo río.

Filosofías agiornadas
Adaptadas al mercado
Sólo venden las pavadas
Que no pica ni un pescado.

La psiquis, cosa seria,
Va buscando iluminarse;
Por aquí, porca miseria,
La luz está por marcharse.

Y van quedando atestados
Oscuros y mal lavados
Los cerebros conquistados
Que no suben los tejados.

Mas si alguno se rebela
Lo mandarán a la escuela
A enseñarle al buen esclavo
A ser estúpido y pavo
A idolatrar la ganancia
O algo que dé jactancia.

Como patrón de estancia
Darle valor, relevancia
Y ojo con el forastero
Disfrazado de verdulero.

Y al aprender la doctrina
Neologismo en la vitrina
Seguir el juego, la corriente
Si no es tóxico es detergente.

Pues las palabras nos sacuden
Nos arrastran, nos percuden
Como antaño las blasfemias
Hoy son débiles de anemias.

Y entre tamaña difusión
Vencer toda confusión
Detractor ser declarado
Con el bocho ya enjuagado.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s