Ella expresaba

Y con el sol en su pecho
afinaba el diapasón,
de sus labios la locura
expresaban con furor,
una mirada distante
le reflejó su interior
el suave tacto acaricia
la permisiva función
y en el encuentro valía
saltar la norma frugal,
contenta en su cabellera
tuvo su rostro bondad
en el espejo veía
poco más de la mitad,
tanto que se confundía
si era ella en verdad.
Buscando en su billetera
un documento encontró
certificaba cualquiera
como asilo un lugar,
no se olvidó de jugar
será en otra dimensión
quizá tan desconocida
como querida también
que a todo el mundo le daba
ganas de participar
y allí en la cama jugaban
a que hacían el amor,
después yacía acostada
soñando un juego mejor
que todo lo conquistaba
-al levantarse del lecho-
y al verla se enamoraba
el aventurado señor
que sentía equidistante
su andar y su locución,
le preguntó por su nombre;
ella sin mover un pelo
al hombre le respondió:
me llamo Vida, Don Juan,
y Amor querida me dicen,
soy Armonía también
y la Reina del placer,
si me quiere conocer
dedíqueme una canción
y si música no sabe
búsquese la redención
pues en mi reino no cabe
ni el miedo ni la adicción.
Es de belleza la joven
que su mirada empañó,
quienes de cerca la vieren
su semblante acompañó
y en un instante redimen
su persuasiva aflicción.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s