Presencia

Se aferra a la vida con tenazas
protege a los suyos de amenazas,
amar es cuidar y querer bien
a veces se preocupa hasta la sien.

Entonces, las manos a la obra
despejan temores cuando cobra
y el tránsito de todo lo vivido
se nutre de dicha, de sentido.

Porque la vida no tiene nombre
palpita en el corazón del hombre
se siente presente en la mujer,
bendice de luz cada amanecer.

 

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s