Eloy

Si investigamos un poco el calendario, todos los días del mismo es el día de algo. El perro y el gato tienen el suyo, el médico, el arquero y el escritor, el técnico, el enfermero y el ruiseñor, la mujer, el pavo y el escultor. Nadie se queda afuera del calendario, cada profesión, cada oficio, cada animal tienen un día al año para homenajearlo. Padre, niño, jubilado; maestro, secretaria y el tarado; trabajador, teniente y el sonado.
Hay homenajes que se superponen, pero no se contraponen: el día del imbécil no se celebra el de la astucia, ni el día de la gaita festejamos el de la guitarra.
Por todo esto y por más, hay quien piensa que todavía falta un día o que está por llegar, y es el día menos pensando, pues simplemente es el día del hoy.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s