Sería un desafío

¿Qué sería de nosotros sin la música
sin el baile, sin humor,
qué sería de nosotros sin la lírica
sin el canto, sin amor?

El fraternal, incuestionable
el creativo, indispensable
el maternal, inigualable
el sensitivo, incomparable.

Sería un desafío de supervivencia
nos haría buscar locos por la sed
como el agua tan vital, que en una red
atrapara el corazón de la existencia.

Y como peces, dubitativos,
añoraríamos, contemplativos,
nadar ligeros, y volitivos,
profundos mares, resolutivos.

Será entonces que nos encontramos
al nadar libera todo lo que amamos
y es en lo sincero donde lo soñamos
que todo prosigue cuando despertamos.

Algo de repente, con tal armonía
aparece lúcido, como una poesía
como tras la noche esa luz del día
que nos reconforta como la alegría.

Y luego olvidamos lo que nos aterra
y nos aferramos, al amar se aferra
y como una vela hay paz en la Tierra
vuela nuestra alma, ella no se encierra.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s