Las letras también se mueven

El ingenio popular opera de manera eficaz y directa cuando entra en acción. En una esquina de importante tránsito, un cartel que predicaba la buena conducta al volante, con fondo amarillo, diciendo “CEDA EL PASO” fue rectificado con cambios mínimos en pos de los paliativos tendientes al mantenimiento del espacio que tenemos en común, y ahora reza “CUIDE EL POZO”. Ahora los transeúntes que pasan por ahí cada tanto lo riegan o le dejan una flor, y el pozo brota de alegría. Por su parte, los conductores lo toman como un error del letrista y se atienen a lo que debería decir el cartel: “CUIDADO CON EL POZO”.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s