Influencia y afluencia de público

En el curioso mundo de la virtual realidad ocurre que todos se ponen de ejemplo de vida a seguir, pero no hay quien siga el ejemplo porque cada quien es su propio ejemplo. En algunos casos, se tiran flores entre sí, a modo de ejemplo. Por su parte, a los disidentes les llega el escarnio público, a modo ejemplificador. Y el público, que no come vidrio, lamenta las pérdidas con cierto rubor: No era un ejemplo de vida, era una vida de ejemplo.

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s