Oye, cuándo

Cuando cruces la esquina
Cuando cruces el llano
Cuando cruces la plaza
Si cambia de estación
O ves la rebelión
De la ley del Talión
Si reclamas justicia
O cantas alabanzas
Ten presente en la mente
Y también cuando danzas
Que tan sólo se vive
Aunque no lo desmientan
De vital alimento
Y que no hay sustituto
Como entretenimiento
Que le rinda tributo
Al común sufrimiento
En el que comulgamos
Sólo juntos los dos
Cuando la sociedad
Tropieza en las orillas
De este río vital
Que nos da de beber
Como el vino de ayer
Que trajo a colación
Una ilustre emoción
La de habernos sentido
Sobrios y comprometidos
Y al placer de escarmiento
Sorbíamos sentimientos
Escapando y curiosos
Lerdos y perezosos
Del virtual consumismo
Que nos lleva al abismo
De jamás entender
Qué será esto de ver
Y prestos a conocer
Vaciaremos la copa
Por la noche las ropas.
Ya en el amanecer
Pintaremos, mujer
Trensaremos el ser
Jugaremos al quién
Volaremos también
Viviremos, amén.


2 comentarios en “Oye, cuándo

Comente ad honorem

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s