Lágrimas

Truena el campanario celestial
Celeste llora lágrimas de sal,
Malestar que se vuelve habitual
Donde todo siempre le resulta igual.
Nunca sale de su caja de cristal
Solamente a dar un paseo virtual.

Sin pensamiento

¿Qué son las palomas sin el viento,
qué es del hombre sin pensamiento?
¿Qué es del mar sin el oleaje,
qué es la boda sin el traje?
¿Qué es del alba sin la tierra,
qué es la madera sin la sierra?
¿Qué son los peces sin el río,
qué es de la nieve sin el frío?
¿Qué es de la tormenta sin el trueno,
qué es esto que cada vez sé menos?

Lo que fuere

Si es fruto del trabajo
O es obra del destino,
Si estafa es desatino
Algunos lo llaman bajo,
Si se asemeja al trueque
Al trocar tiempo, esfuerzo,
Si vale lo que un cheque
Y se cobra con escuerzos,
Si todo lo simplifica
O en falta la complica,
Si es también gratificación
O redunda en emoción,
Si es centro de atención
Ya de cualquier nación,
Si manda sin criterio
O es coima en ministerio,
Si a las personas mueve
O se moja cuando llueve,
Si te saca de apuros
O se cambia por duros,
Si es deuda o agujero
O es cobre en monedero,
Si en números se mide
O con palabras se pide,
Si paga el alimento
O es ladrillo y cemento,
Si me importa un cuerno
O te lleva al infierno,
Si sólo es un invento
O le hacen monumento,
Si sirve a buenas obras
O lloras si lo cobras,
Si sólo es que va y viene
O ayuda y entretiene,
Si es vil metal rastrero
O es cuenta del banquero,
Si es cambio o se acumula
O a la felicidad emula,
Si es tierra para sembrar
O facilita el bienestar,
Si es culpable de males
También tiene sus rivales,
Si es eso o tal vez un poco
O es lo nos vuelve locos,
Si lo damos por perdido
O le encontramos sentido,
Si es causa de distancia
O no se le da relevancia,
Si es un café, un licuado
O es algo del pasado,
Si al mundo lo involucra
Y por ello se lucra,
Si es un mal necesario
O un bien del recetario,
Si mal se distribuye
O al bien lo constituye,
Si es una recompensa
A una labor inmensa,
Si es amo o esclaviza
O si a todo relativiza,
Si sólo es la jactancia
O no le da importancia,
Si se pierde en los vicios
O se gana en los juicios,
Si es modo de intercambio
O no tiene recambio,
Si sólo es pasajero
O un turista de acero,
Si ronda el pensamiento
O te lo trae el viento,
Si es como aire en la rueda
O es sólo una moneda.

Luz

El sol sale para todos
Para todos, sí señor,
Pero de todos modos
El sol sale a lo mejor
Pese al dolor de codos
Del otro lado, señor;
Y si eso nos desorienta
Seguro que no amedrenta,
El sol que nunca nos falta
De Tokio hasta Punta Alta
Sale -pues nunca duerme-
Así no quiera al quererme,
Pues su luz hace alusión
Al hombre y a su ilusión
Que así la viva en poesía
Es grata la travesía,
Con dolores que nunca faltan
En colores, que a la vista saltan,
Con luz disipando la oscuridad
Con luz todo es claridad.

Dónde

 

Aquí comienza la vida
quién sabe dónde termina,
Aquí, sin más preámbulos
sino dónde pudiera ser,
Aquí comienza enseguida
quién sabe cuándo culmina,
Aquí, sin tanto ángulo
sólo es donde puede nacer.

Recortes

 

Entre frases y sentencias
recortan con vehemencia
de una pieza tan singular
como un texto al circular,
pierde sentido lo escrito
y torna breve el escrito
-disculpe si me repito-
perdiendo su integridad,
como si al ser recortaran
su particular capacidad,
miembros, su percepción
y de tal modo esparcieran
su nobleza, su condición
pintando azul con pincel
tan sólo una parte de él.
Con esto tan sólo digo
hay una voz que persigo,
es la voz de aquél autor
de un sentimiento rector,
que los recortes mutilan
sin ánimos de hacerlo
y aún debo reconocerlo
en esas frases anidan
sus huestes, lo que dejaron
de textos que conquistaron
a muchos lectores atentos
que se quedaron contentos
y entonces los recortaron
y a los libros olvidaron.
Así funciona el esquema
de las frases y fonemas,
pero si se siente perdido
entonces busque el sentido
del texto, de lo escrito
lo que transmite el escrito
-disculpe si me repito-.

La luna sobre un charco

 

Buscando la luna en el reflejo
no me dirás que es de viejo,
que el corazón no envejece
da la luz donde todo crece
que florece y que fructifica
y que a todo el mal rectifica.

La encuentro sobre un charco
nítida, como al mar un barco,
que ni el viento precipita
en su tenue movimiento,
y en sutil descubrimiento
es el corazón quien la recita.

Como agua de lluvia

 

Llueve sobre la tierra
sobre los techos
sobre el cemento,
también sobre el pavimento
y sobre las baticuevas,
y todos los superhéroes
dormidos en la ciudad
no hacen más que soñar
un remedio pa´ la verdad.

Soñando ya no con luchas
soñando, soñando están
y los males al acecho
las miserias no se irán
con el agua de la lluvia
que al corazón lavará,
y el cerebro entristecido
no se dará por vencido
con paraguas a las calles saldrá.

Recorriendo las vidrieras
caras largas en la acera
encontrará alguna sonrisa
que viajando a toda prisa
algún charco pisará,
¿encontrará felicidad,
amor, carisma, ansiedad?
Seguramente lo hará
buscando con libertad.

Llueve sobre la tierra
sobre las cabezas
sobre los árboles,
también sobre el campanario
sobre las aves, los trenes,
y todos, todos mojados
mojado el abecedario
las palabras y los bienes
soñando que se secarán.

Algún día nos dirán
por qué el cielo bendice,
y seremos, quién te dice,
como agua de lluvia nomás,
llegando en las estaciones
rechazada y esperada
pisoteada, también amada,
despertando sensaciones
como algarabía, mojada.

Y al irnos habrá una fiesta
con el sol a toda orquesta,
las aves nos cantarán
y todos los corazones
secos, enloquecerán,
ya no habrá superhéroes
el bien se marchitará,
quizás, con tanta sequía,
un día nos recordarán.

Persistencia

 

Escribo y escribo
con pluma de ganso,
tecleo si vivo
escribo y me canso,
y varía lo que digo
lo que dejo en remanso
escribo y le sigo,
al soñar descanso.

Y repito rimas
y versos que auguran
resabios de paz
que en ti se inauguran,
cual si fueran obras
donde voces murmuran
ecos del sol y su haz
de luz que perdura.

En una canción
escrita en poesía
vibra de emoción
tu alma y la mía
cual premonición
de la fantasía,
real situación
de serena alegría.

Persisto escribiendo
en verso y en prosa
tecleando, sintiendo
que no es poca cosa,
y usted lo va viendo
cual profana diosa,
aún sigo viviendo
persisto en la rosa.

Voces de milenios

El celular es una vía
de escape a otro lugar,
nadie sabe muy bien
dónde está, dónde se es,
pues en un santiamén
la mente viaja también
de aquí p’allá y viceversa.
El pensamiento conversa
En aras del porvenir
Del omnipresente presente
Y de un pasado vigente,
El movimiento al lucir
Lo va cambiando de estado
Lo lleva de lado a lado
Tornando al mar inestable,
Volviendo todo descartable
Como una foto o un verso
E incluso el mismo universo
Que como no tiene entidad
Reviste libre identidad,
Y la noche, entre silencios,
Entre ruidos y entre sueños
Nos repite hasta el cansancio
Son las voces de milenios
Que en la aurora todo nace
Que en el día ya reluce
El estigma de las cruces
Cuando la esperanza yace
En la palma de la mano
Que te acerca al de un fulano
Al amigo y al hermano
Pues el mundo es novedad
Que de tantas, infinitas,
El goce en la variedad
Cubre espacios de lucecitas
De imágenes, palabra escrita
Poesía, magia y realidad.

Justifica

Imaginando cosas,
que toma por realidad
Daba vuelta las creencias
Que suponía verdad,
El perfume de las rosas
Que se esparce en libertad
Le dio sentido a sus vivencias
Fructificando en cualidad.

Con una Biblia en la mano
Justifica la insolencia
Con la violencia en la otra
Siempre tiene una sentencia
Que conjetura los males,
Y se olvida que un hermano
Es semejante por tales
Sentimientos fraternales.

Sólo al hacer lo correcto
Se limpia así de impurezas,
Y por un sendero más recto
Donde no crecen malezas
Transita su alma ligera,
Que morigera los pesares
Y si su intuición acelera
va alcanzando certezas.

Espuma de mar

Tan cerca el mar, el cielo
Como tus labios, tus cabellos
Sobre la arena, tu pecho
Entre las nubes tus manos.

Los pies cubiertos de espuma
La mirada, cántaro de lluvia
Cesa al sol, vuelo de gaviotas
Corazón encallado en las rocas.

Es la voz que al aire toca
Suavizante del carácter,
La marea, el pensamiento
El viento se torna horizonte.

Sobre las piernas, la sal
En la espalda un pejerrey,
Cantas sirena en el mar
El cielo es toda tu ley.

Magia y Música

 

La música no sólo amansa fieras
también espanta a los temores,
coincide con tus contradicciones
ronda en tus sueños como esferas.

Repite en ritmos y sentencias
sonidos que otrora fueran ciencias
se quedan grabados en la mente
a veces al acontecer presiente.

Dice cosas más que interesantes
diplomas para genios pensantes
cual dioses que tocan las guitarras
con armonía te quitan de las garras.

Quien oye quizá se vuelva loco
no todo, quizá tan sólo un poco,
y cantando retorne a la cordura
alimento del alma cual verdura.

Encuentra el sabor en una nota
arpegio que la magia denota,
silencio que se toca cual coma
si escucha otra cosa se embroma.

La música subyace al universo
de todo parloteo es el anverso,
de paz es la bandera que levanta
la guerra y el barullo ella espanta.

Pero en todo murmullo reticente
la música es el símbolo elocuente
de un vivir benévolo en la gente
que baila y que canta displicente.

 

Lo que no cambia

El pensamiento
las opiniones,
un sentimiento
el rostro
los pantalones
el ánimo
los humores,
el tono de voz
los amores
el juicio
los temores,
las creencias
las tradiciones
el peinado
la mirada
las sensaciones
las impresiones
las conclusiones
las percepciones,
la cuenta bancaria
la billetera
la postura
la imagen,
la forma
los gustos
el empleo
los vehículos
las decepciones,
los valores
las tenencias
los parientes
los dirigentes
el tiempo
los colores.

 

Poema lúdico

Me tiraste las cartas
e inventaste un futuro,
no parecía tan duro
cual batalla de Esparta;
pero fuiste mezquina
al beber de mi copa
nos quitamos la ropa
caímos en la banquina,
entre tanta insolencia
olvidamos dolencias,
el placer nos excita
y al amar nos invita;
si la piel nos sofoca
respiramos por boca
entre besos y roces
entablamos el goce;
el amor como juego
empieza con el fuego
y termina en cenizas
entre abrazos y risas,
nos dormimos soñando
entre sueños volando
el cielo es el colchón
dulce es tu corazón,
y el hambre me devora
ya no veo la hora
( caníbal sin razón )
de darle un mordiscón.

Compuesto

 

Cobrando intereses al interés
le sacan todo el jugo al ciprés,
te lo prestan, no sólo por interés
también por ponerte un arnés.
No creas que es todo interés
lo piensan por si tal vez te caés.

Pagando intereses al interés
un día quizá hasta te lo creés
que todo conlleva su interés
el prestamista, la tarjeta al revés
pues el lucro no cede interés
quizás un día el juego perdés.

Si atención ese día no le ponés
a la cuenta que tiene interés,
o interesante vos no lo ves
a otro le resulte de interés,
seguro que entonces debés
pagarle un compuesto interés.

El sutil espacio

 

El sutil espacio entre dos
sublime entre la multitud,
en la mente, entre palabras,
hilando fino en el silencio.

Alucinando e imaginando
en el roce de los sentidos,
voy hablando lo profundo
del vacío y la sustancia.

El temor la decepciona
ella esperaba otra cosa,
y vanidosa, en su orgullo,
cual capullo a mariposa
desenvuelta en la pirueta
resuelta a surcar el viento.

Temores de mariposas
que olvidan la eternidad.

Porque a veces avanzar
se asemeja a retroceder,
de a ratos la eternidad
pareciera el instante,
al momento que pasa
y al pasar es olvidado.

De la sustancia, en el vacío
tan profundo voy hablando
que los sentidos me rozan,
e imagino y te alucino.

Mas en el silencio, hilo fino
entre palabras, en la mente,
la multitud en lo sublime
y entre los dos, sutil espacio.

El día

 

Entre el alba y el crepúsculo
late cual poesía un músculo,
con ritmo, pausa y cadencia
que denota ser su presencia.

Y entra la aurora y el ocaso
no pierde la gracia al paso,
si el pensar se torna locura
al sentir entonces lo cura.

Mas luego, en el anochecer
persiste el impulso a crecer,
bajo una tenue luz artificial
sueña con la pura celestial.

El latido se vuelve cíclico
el anhelo tórnase lúdico,
como juega la mariposa
cuando la sombra reposa.

Lo mágico del epicentro
es que se lleva ahí dentro,
y fuera en todas las cosas
palomas, grillos, babosas.

Pensar que ocurre en el día
y que un verso da la poesía,
sentir que el destino sería
el pintar todo con alegría.

Presencia

Se aferra a la vida con tenazas
protege a los suyos de amenazas,
amar es cuidar y querer bien
a veces se preocupa hasta la sien.

Entonces, las manos a la obra
despejan temores cuando cobra
y el tránsito de todo lo vivido
se nutre de dicha, de sentido.

Porque la vida no tiene nombre
palpita en el corazón del hombre
se siente presente en la mujer,
bendice de luz cada amanecer.

 

Rumbo

Decir lo mismo
con otras palabras,
usar las mismas
y decir otra cosa,
variar el rumbo
tan discursivo
nadar el mar
desconocido,
soltar la voz
de la garganta
tomar impulso
y amar el paso,
tomarle el pulso
a la sed vital
cruzar el charco
de lo pluvial,
al pronunciarlo
sentir el alma
brillando en calma
sobre las cosas
y vivenciarlo
como las rosas.

 

Malestares en tu boca

 

Malestares en tu boca
se disparan como flechas
cuando expresas tus enojos
en tu rostro se reflejan
acusando y condenando
con retóricas afrentas.

Mas con el correr del tiempo,
desde tu tierna mirada
emerge el juicio, el castigo
y si a distancia te nombro
regresa la sonrisa esquiva,
la dulce pausa en el habla,
el amor, el gusto, lo digno.

Será que la inestabilidad
es el estado habitual
un modo de comportarse
una manera de hablar,
quizá una forma de pensar
el ser al relacionarse,
con el mundo, con la gente.

Y es quizá al diferenciarse
que se pierde lo singular
el atractivo tan magistral
que entre tanta diversidad
coincide con la igualdad,
y el encuentro lo fagocita
confundiendo la libertad.

Es el tacto el que reconcilia
verdad con la soledad,
se acompaña en la vigilia
los sueños de pubertad
y la realidad no trastoca
si tu boca tiende a besar,
vibrando tu alma se enfoca
desechando el malestar.

Sonidos

 

Te fuiste de compras como haciendo zapping
entre vidriera y vidriera caminaste el shopping,
compraste alpargatas al volver del camping
y en la playa nudista practicaste el running.

El viejo sol se ocultaba tras los rascacielos
el refrescante viento te mecía los pelos
algunas sombrillas cubrían tus anhelos
cuando las siluetas ya no daban celos.

Te metiste al baño pensando en ducharte
en sacar las sales de tu piel al bañarte
mientras yo pensaba otra vez conquistarte
como a un territorio explorarlo con arte.

Y explotó la noche con sonoros ruidos
de autos, de motores, bocinas y sonidos
como dos que se aman juntos en el nido
donde las palabras pierden el sentido.

Aves

 

El chimango que se posa sobre el poste
observando a la distancia nueva presa
es como el apostador, calcula el coste
de su juego para fundir a la empresa.

Y ese ave que cantando por la tarde
sobre el árbol solitario entre la gente
es como aquél laburante sin alarde
que cumple con su labor y tan decente.

La paloma que aletea sobre techos
y se posa en el cableado en la ciudad
es como el observador de los hechos
que al contemplar alcanza libertad.

Y ese ave que se va con la tormenta
a buscar que algún refugio lo proteja
es como quien se cobija de la afrenta
en un abrazo que lo acerca, que la aleja.

El canario que en su jaula no se cansa
de silbarles al aurora y al ocaso
es como quien ve la vida como danza
cordial y sin apuro cede el paso.

Y ese ave que no sé cómo se llama
que cuida a sus pichones hasta el vuelo
es como el hombre que al día le reclama
al buen cielo que le guíe en este suelo.

El sabor de la pureza

 

Ya celebran los pequeños como brujas
los del medio, como muertos vivientes,
y los viejos sueñan con resurrecciones;
el calendario nos propicia diversiones
la limpieza la mantienen los sirvientes
los desechos los reciclan los cirujas,
si el orden es la norma en este juego
el bombero presto a combatir el fuego
con la lluvia que también rinde servicio,
viento y barrenderos comparten el oficio
de los ríos van surgiendo las bebidas
campo y huertas nos proveen la comida,
se amalgaman sociedad y naturaleza
y la vida tiene el sabor de la pureza,
de lo sagrado, con aroma a bendecida,
tal como cuando te sentís agradecida.

Residual

La acidez estomacal
es jodida y hace mal,
la calvicie residual
se reduce con la sal,
levantás muros de cal
y la arena entra igual,
cada tanto un zorzal
canta tras el vendaval
y mirando el ventanal
gente cumple su ritual,
de una charla tan trivial
surge lo trascendental.

Impresión

 

El correo no atiende en vacaciones
el humor cambia con las estaciones,
el corazón se alegra con canciones
iluminan tu alma las constelaciones.

En tu pecho ya gorjean los gorriones,
la era tecno nos provee de diversiones
al mirar todo me llena de impresiones
los sentidos no lo privan de intuiciones.

Cada cosa en su sitio

Hay palabras en contexto,
en ámbitos, de pretexto
y cada quien las utiliza
de cierto modo imprecisas,
no señalan a lo mismo
ni describen su bautismo
las remiten a su origen
y otros las distorsionan,
con emoción las versionan
a otros sentidos se dirigen;
porque los significados
varían en cada lado,
quizás Google nos ayuda
a evacuar alguna duda
pero no nos dirá quién
descarrila como un tren
o nos dice la verdad
si habla con sinceridad,
porque la palabra certera
es la que es fiel, verdadera,
y así se diga en oscuridad
remite a la libertad.

Juntar palabras

La atención va purgando su karma
se limpia de impurezas el espacio,
de pronto el sonido de una alarma
lo invita a la acción en el prefacio.

No es el tiempo lo que pensamos
y es tiempo todo lo que soñamos,
si es viento todo lo que deseamos
es poesía lo que al día respiramos.

De ilusión en ilusión se moviliza
el ahora es realidad que lo agiliza,
la fantasía reptando en la cornisa
con luz de pantallas lo hipnotiza.

Dinámica es sinónimo de vida
de a ratos se presenta aburrida
a veces un drama, entretenida,
tejido de ensueños, consumida.

Sortear obstáculos no es poco
repetir los errores es de loco,
aprender la lección, inteligente
y evitar amar es negligente.

Se nubla y la claridad se escapa
parece retrasar la iluminación,
mientras el pensamiento derrapa
retorna la armonía a la canción.

Ignora lo que en noches perturba
esa agitada y densa imaginación,
recuerda que la paz no se turba
que brilla en un recto corazón.

Sueño curioso

Cada sueño tiene su impronta
En el que cada noche se remonta
Y se desvanece al llegar el día
Cual metáfora diluida en poesía.

Es por ello mismo tan curioso
Que yo a usted la reconozca,
Recuerdo tenerla vista
De otro sueño novedoso.

Usted me dijo ese entonces:
¿De dónde nos conocemos?
Y yo, cual estatua de bronce,
Le dije: de donde soñemos.

Será que estamos dormidos
entre sábanas vestidos
Y en sueños muy coloridos
Recreamos los olvidos.

Problemas no resueltos

Como una aguja que pincha
Reaparecen irresueltos
Son problemas que se lanzan
Pretendiendo solución.

Y te captan la atención
Si son varios se abalanzan
Monetarios como vueltos
y el pantalón se te hincha.

Regresando como fieras
Que buscan tu indicación
Te carcomen las entrañas
El cerebro y la inspiración.

Cuando obtienen dirección
Se largan con sus viejas mañas,
Como un cambio de estación
Se marchan como primaveras.

La mochila se descarga
Con la solución más justa,
Quizá la mirada adusta
Nos deja la cara larga.

Y en un rapto de intuición
Los medios son efectivos
Para dar por atendido
Al problema y la situación.

Rastros

 

El instante detiene el pensamiento
se olvida el tiempo por momentos,
se llena el espacio de elementos
el corazón es puro sentimiento.

Entonces se produce el encuentro
hay dos que se funden en el centro
se pierden los rastros del recuento
es vida que late y late  bien adentro.

Se rompen los lazos con la rutina,
nos queda el parpadeo en la banquina
y espera agazapado en una esquina
el rostro acaramelado de vitrina.

Ella expresaba

Y con el sol en su pecho
afinaba el diapasón,
de sus labios la locura
expresaban con furor,
una mirada distante
le reflejó su interior
el suave tacto acaricia
la permisiva función
y en el encuentro valía
saltar la norma frugal,
contenta en su cabellera
tuvo su rostro bondad
en el espejo veía
poco más de la mitad,
tanto que se confundía
si era ella en verdad.
Buscando en su billetera
un documento encontró
certificaba cualquiera
como asilo un lugar,
no se olvidó de jugar
será en otra dimensión
quizá tan desconocida
como querida también
que a todo el mundo le daba
ganas de participar
y allí en la cama jugaban
a que hacían el amor,
después yacía acostada
soñando un juego mejor
que todo lo conquistaba
-al levantarse del lecho-
y al verla se enamoraba
el aventurado señor
que sentía equidistante
su andar y su locución,
le preguntó por su nombre;
ella sin mover un pelo
al hombre le respondió:
me llamo Vida, Don Juan,
y Amor querida me dicen,
soy Armonía también
y la Reina del placer,
si me quiere conocer
dedíqueme una canción
y si música no sabe
búsquese la redención
pues en mi reino no cabe
ni el miedo ni la adicción.
Es de belleza la joven
que su mirada empañó,
quienes de cerca la vieren
su semblante acompañó
y en un instante redimen
su persuasiva aflicción.

Renovación

Vivir de fantasías
Vivir una ilusión
Vivir en religión
Vivir la travesía.

Se nos confunde el vivir
El soñar, morir, el dormir
Amar nos resulta poco
La luz se sale de foco.

Las penas vienen y van
Las miserias escapan,
Los dolores irrumpen
Relaciones que se rompen,
Hay sabores que gustan
Hay nociones que asustan.

Todo parece cambiante
Lo eterno, determinante,
Lo efímero, petulante,
Lo vacuo, rimbombante.

El nombre sigue vigente,
La memoria, divergente,
El encuentro convergente,
Cambia el rostro de la gente.

Y este rostro ante el espejo
Ya no parece un pendejo
Son los años, la paciencia
La alegría es experiencia,
El día renueva lo añejo
Los astros brillan a lo lejos.

Y renace lo que muere
Como la noche que hiere,
O esa nave a donde fuere
Que con fotos descubriere.

El vivir se torna tranquilo
Sin nervios, con té de tilo,
Y del árbol, es seguro,
El fruto cae de maduro.

Preguntas

Paradojas de la sociedad
Criptogramas en la realidad,
Lo infinito es completud
El vacío es plenitud
La compañía trae soledad
La palabra, libertad.

El pensamiento divaga
El malestar deja llagas
Lo musical es la horma
La felicidad, la norma.
Los temores son dagas
Las pasiones, aciagas.

Lo complejo es adicción
Un pretexto es la acción,
El amor es natural
El contexto, cultural,
Es la cena una elección
Este texto, selección.

Artistas de variedad

Poetas de la verdad
cantores de la mentira
artistas de variedad
o es el arte que delira.

Todos con una razón
que no es la misma, varía,
para hablarle a un corazón
siempre con tenaz porfía.

Dibujantes del orgullo
escultores del prejuicio,
o es verdad de Perogrullo
o dislate que saca de quicio.

Todos buscando con arte
contarle al mundo su pena
con su alegría conquistarte
o al menos purgar condena.

Escritores sin inteligencia
compositores de la urgencia
del ritmo sin armonía
del clamor y su valía.

Todos artistas le chantan
al mundo su obra de gloria,
su tartamudeo, su escoria,
su vómito a menudo lanzan.

Artistas con sensibilidad
manosantas de la creatividad
le dan letra al afligido
y música a lo vivido.

Poetas, dibujantes, cantores
van creando diversos sabores
te regalan preciosas visiones
y a tu vida le dan ilusiones.

Fotógrafos que no se olvidan
actores que se descuidan
ninguno se queda afuera
ni el pintor, aunque quisiera.

Músicos por excelencia
retóricos de la sapiencia,
metafóricas reminiscencias
que se vuelven las vivencias.

Artistas que con sólo un lápiz
y con su estirpe de perdiz
le otorgan gracia divina
a tu existencia peregrina.

Avanza

Pregunto si al paso que vamos
crecemos también los humanos
o sólo el avance de ciencia
atiborra nuestra inteligencia.

Velozmente a ningún lado
corre el tiempo y no lo evado.
Así también avanza el foco,
el teléfono, la nafta, ¿el coco?

 

¿Qué es la poesía?

 

A veces efervescencia,
euforia, furor, urgencia,
a veces con displicencia
un rapto de inteligencia.

A veces cobra sentido
se nutre de lo vivido,
a veces cubre lo herido
y le llega al ser querido.

A veces sentimental
básica, torpe y elemental,
a veces es magistral
elegante, fiel, irreal.

A veces te hace pensar
sentir, reír y llorar,
a veces ayuda a elevar
a vivir, vibrar, a soñar.

A veces espiritual
el goce de lo carnal,
a veces es un ritual
un lenguaje sin igual.

A veces tiene alegría,
llanto, queja, maestría,
entonces dirán un día:
Todo eso es la poesía.

Parches

Emparchando con insistencia
como a una cámara vieja
que inflaba, que se pinchaba,
y como una tara mecánica
con alambre lo reparaba;
a menudo lanzaba quejas
oriundas de sus dolencias
y sin saber de botánica
el sufrimiento se enraizaba
dejando heridas, carencias
que con parches las tapaba,
arqueando un poco las cejas
con pesar, tan fotogénica,
su sonrisa se asimilaba
al dolor de la existencia.

Alta mar

Una vida insatisfactoria
Sin dicha, mucho menos gloria,
Se sacude con dolor a solas
Como el mar lo hace con las olas.

Qué estafa lo que prometieron
Enseñanzas que nos confundieron;
Pese a todo, te sentís tan viva
Como un barco sigue a la deriva.

Y si un faro ilumina el trayecto
Deja verse todo lo imperfecto,
Se vislumbra que la vida es buena
Si la marea te hace sentir plena.

Al arribar al ansiado puerto
Tristemente nos parece incierto
La tormenta haber atravesado
En alta mar no haber naufragado.

Porque a veces todo lo dudoso
Se va aclarando con ojos curiosos
Y si el mar clama nuevamente
Navegaremos contra la corriente.

Con humor, con inteligencia
De la mano, con mucha paciencia
bien abiertos los cinco sentidos
Queda en popa todo lo vivido.

Y en la proa afrontar el viento
Irrumpiendo en todo lo que siento,
El oleaje te hace titubear
Como peces mueren al dudar.

Al volver a la vida en tierra
Tan ligero al llegar se aferra
Así entiende que sólo al amar
No perece como el vasto mar.

De lo singular

 

 

Como un péndulo el pensamiento,
de lo singular en su movimiento
a lo masivo va sin remordimiento
y se oculta entre la muchedumbre
el saberse solo y no lo deslumbre
ni su cadáver ni la podredumbre.

Seguirá surcando aire y cielos
cansado de reptar en los suelos
sin ánimo de peinar sus pelos,
acaricia como un viejo anhelo
esa espalda que es de terciopelo
y a la falda le levanta el velo.

Así el encuentro parece fortuito
va cerrando muy bien el circuito
dos vagones forman el trencito
y la carga se hace más liviana
cierto día -pensarán sus canas-
levantarse bien por la mañana.

Un anuncio resulta la aurora
el instante que regala ahora
un prefacio de la mejor hora:
es el mundo, surge de repente,
es el día, iluminando la mente,
el nombre, tatuado en la frente.

Dicha

El mundo hace y deshace
La voz teje y desteje
La imagen cambia de frase,
Que arriba un cristo festeje
Si viendo tantos disfraces
Toda la tristeza se aleje.

La palabra llega tan tierna
Que a pesar de la oposición
Penetra cualquier caverna,
Y llega como una bendición
Alegrando a gente enferma
Que olvidan su condición.

Y el bienestar se contagia
Como risa en la reunión
Porque la dicha se plagia
Como rito de comunión,
Ya sé dirás no sé magia
Es la magia de la unión.

Presunción de inocencia

Rápido pasan los años
sistemático calendario,
uno es el universo,
de tanto escalar peldaños
o gibas de dromedarios
los muros tienen reverso.

Siempre discuten lo mismo
se reiteran los asuntos,
no regresan los difuntos
los fantasmas acompañan
en recuerdos que se empañan
como pompas de realismo.

Y en los sueños, las visitas
en presente de tan nítido
que lo visto se hace vívido,
un pasado deja pistas
como construcción verbal
del momento sin igual.

Es el tiempo la distancia
es la vida la presencia
es un virus la jactancia
la tristeza es una ausencia,
es al buscar la ganancia
que sucumbe la inocencia.

Qué sería de la muerte
nunca cesa su trabajo
los de arriba, los de abajo
van y vienen en visiones
de palabras las prisiones
sería no tener más suerte.

Sueños que se desvanecen
pensamientos que envejecen
dejan como en acueductos
aberturas o conductos
brisas que rejuvenecen
sensaciones que florecen.

En terrenos que sembrados
benévolos serán prados
y los que no sean labrados
perecerán deshabitados
o tal vez sean conquistados
los nativos, deportados.

Quienes queden en sus cuevas
no tendrán las buenas nuevas
pues sólo estarán informados
de las malas de allá afuera,
pagarán como cualquiera
el precio de estar conectados.

Y en resabios de sapiencia
distinguirán la excelencia
aunque a veces la concurrencia
la confunda con ocurrencia
y en casos de diligencia
perciban su inteligencia.

Pues vivir al fin es todo
y no hay verdad que se oculte,
que la desdicha no dificulte
brindar amor codo a codo.

Las cosas nos sobrevivirán

Cuando no quede en pie
La población
O todo haya cambiado
Por sustitución
O las armas nos aniquilen
O la contaminación
Habrá sillas y mesas
Teléfonos más que inteligentes
pavas, termos y tazas
Habrá grandes rascacielos
Automóviles
Perchas y persianas
Billeteras y corbatas
Pelotas
Ladrillos, ladrillones
Estufas, calefones
Habrá bicicletas desinfladas
Ruinas, construcciones
Bombachas y sombreros
Tenedores
Inodoros y llaveros
Y un sinnúmero de inventos
Habrá botellas, ceniceros
Vasos, alpargatas
Televisores
Palas, rastrojeros
Martillos y biromes
Dinero
Fichas de casino
Teclados
Camas de pino
Espejos y colchones
Y una guitarra desafinada.

El río no sólo es río

El río no sólo es río, también es lluvia, también es mar
es agua dulce que viene y va, para beber, para embriagar
es la orilla de acá y de allá, es vigilia y es más allá
es la corriente y es plenitud, es el caudal, la realidad
y es el pez que nadando va, y es el vacío y la soledad.

 

Crear un ambiente

 

No todo está escrito pero todo se ha dicho
en diversos versos y en prosa profana,
si cambian las formas no tienen por norma
decirte lo mismo con tal magnetismo
que a ti se te pegue y el texto te llegue
que diga, que hable o calle para siempre
y si algo transmite que no se repite
es lo que destaca su carácter de único,
tenemos tanto en común que parece obvio
que la singularidad nos distancia y nos atrae
en el aire navegan los distintos pensamientos
nuestros sentimientos brotan tras la lluvia
como florecen los laureles y el naranjo
y al crecer, al amar es crear un ambiente
agradable, respirable como la primavera
donde la brisa permea lucidez y claridad
antes de que el calor todo se lo devore
y sólo queden en su sitio las catedrales,
porque hay movimiento sobre el cemento
porque todo va y viene y todo se mueve
el pensar, el sentir y lo que has de decir
la palabra que toca cuando sale de boca
llegará como un beso suave, dulce y fresco
alegando que vida eres todo querida
llanto, dolor, euforia y aburrirse
la espera paciente, el café caliente
la comunicación libre de conexión
el entendimiento mutuo, el trajín
expresarse en libertad, la soledad
y el encuentro, sublime instante
donde se redimen nuestras vanidades
la entrega gozosa, el ardor, el deseo
el momento oportuno, la torpeza
de decir hasta luego al terminar el juego
la tibieza que se disipa lentamente
y volver a empezar como los lirios
escuchar los delirios y los oprobios
trabajando sensible a toda presencia
cuando cada ausencia va dejando huecos
espacios sonoros, tiempos incompletos
perderse en el infinito mar existencial
y encontrarse en un reflejo sideral,
con convicción expresar ese amor
tan vital como el aire, como el agua, la flor
que perdura en el mar, en la roca, la sal
que se siente y se vive y se palpa en la piel
cuando brillan tus ojos, cuando vibras de sed
y escapar de la red extendida en la sien
desterrando las huellas que dejó el abismo
encontrando en el mismo sentido recobrado
saber que lo obrado fructifica a su tiempo
que resulta en confianza el haberlo labrado
el terreno florece, como el cuerpo se mece
que distingue virtual materialismo de realismo
y así el alma que crece, se recrea, se cuece
va tomando la forma, va recobrando nombre
el ambiente creado es como una atmósfera
donde la vida convive, se comparte, se ríe
que la pena, el pesar, ha sido amortizado
con todo lo conquistado que te invita a besar
a soñar, a tocar, a jugar, al del ser realizado.