LLEGARÁ

Llegará tras la noche
en la que el alma se estrella
llegará a las pampas
el día que entendamos
y ya en paz comprendamos
que vivir no es durar
que vivir es dudar
que soñar es confiar
que al sentir y pensar
con ardor descubrimos
en comunión compartimos
llegará desde el mar
el día que celebramos
cuando al fin entendamos…

Oye, cuándo

Cuando cruces la esquina
Cuando cruces el llano
Cuando cruces la plaza
Si cambia de estación
O ves la rebelión
De la ley del Talión
Si reclamas justicia
O cantas alabanzas
Ten presente en la mente
Y también cuando danzas
Que tan sólo se vive
Aunque no lo desmientan
De vital alimento
Y que no hay sustituto
Como entretenimiento
Que le rinda tributo
Al común sufrimiento
En el que comulgamos
Sólo juntos los dos
Cuando la sociedad
Tropieza en las orillas
De este río vital
Que nos da de beber
Como el vino de ayer
Que trajo a colación
Una ilustre emoción
La de habernos sentido
Sobrios y comprometidos
Y al placer de escarmiento
Sorbíamos sentimientos
Escapando y curiosos
Lerdos y perezosos
Del virtual consumismo
Que nos lleva al abismo
De jamás entender
Qué será esto de ver
Y prestos a conocer
Vaciaremos la copa
Por la noche las ropas.
Ya en el amanecer
Pintaremos, mujer
Trensaremos el ser
Jugaremos al quién
Volaremos también
Viviremos, amén.


Casi

todo está mal.
Los árboles son la excepción
la regla es la deforestación
de la naturaleza más pura
como así también de la cultura.
Los buzos rotos están mal cosidos
los miserables están mal paridos
la intención está mal camuflada
la contaminación está mal disimulada
la estupidez está mal publicitada
la propaganda está mal concebida
la conciencia está mal comprendida
los pulóveres están mal tejidos
los matamoscas me tienen podrido
los dirigentes me da igual.

Las canciones están mal cantadas
los hechos están mal contados
los cuentos están mal leídos
las mentiras están mal narradas
las falacias están mal envasadas
y los soretes están mal cocidos.

Los dibujos están mal pintados
las poesías mal recitadas
las uñas están mal cortadas
las cabezas están mal peinadas
los huevos están mal rascados
y los loros están mal hablados.

Las comidas mal masticadas
las personas están mal pensadas
las frases están mal escritas
y ni hablemos de las papas fritas.

Los planetas están mal nombrados
los nombres están mal llamados
las llamadas están mal marcadas
y las marcas mal registradas.

Los sentidos están mal tratados
los tratados mal redactados
los flujos están mal encauzados
los calzones mal confeccionados
los pensamientos mal encaminados
los caminos mal señalizados
las señas mal interpretadas
las palabras mal utilizadas.

Las semillas están mal sembradas
las tierras están mal labradas
las yerbas están mal del mate
y la cordura está de remate.

Las preguntas están mal formuladas
las mascotas mal alimentadas
las familias mal comunicadas
los consumidores mal informados
los productores están mal parados
y los maestros mal educados.

También está mal el exceso de sal.
Las discográficas están mal orientadas
la música mal escuchada
las fotografías mal enfocadas
las redes mal entrazadas
los refranes están mal dichos
los castigos mal legalizados
los poetas están mal vistos
y los crápulas mal bichos.
Los escritores están francamente mal.

Las casas están mal de entrada
las calles mal asfaltadas
las ciudades mal iluminadas
las fortunas mal acumuladas
la basura está mal repartida
las migajas mal distribuidas
los doctores están mal pagados
los enfermos mal acompañados
los tiempos mal cronometrados
y los naipes están mal barajados.

Los actores (tienen) malos repertorios
las películas malos augurios
los augurios malos guiones
los conciertos malos preludios
los programas malos estudios
los estudiantes malos programas
los cuadros malas exposiciones
las exposiciones malas conclusiones
las novelas tienen malos dramas
los dramas malas actuaciones
las actuaciones malas filmaciones
las filmaciones malas direcciones
las directivas malas perspectivas
las perspectivas malas percepciones
las percepciones están mal observadas
las observaciones mal diagramadas
los diagramas
parecen estrofas
las estrofas
se van por las ramas.
Pero hay algo seguro
el arte tiene futuro
indudablemente promisorio.

Alambrado

Decepción tras decepción
Se va trazando el camino,
Y en un rapto de intuición
Se deshilvana el destino.

Paradojas existenciales
Ser tanto y no ser nada,
Siguen vivos los rituales
Y la amistad, camarada.

El tiempo se va poblando
De ausencias y referencias,
Y aún seguimos cantando.

La imagen sigue cambiando
Nutridos por las vivencias,
Y aún lo vamos pensando.

LUCERO

Despertarse con ánimos renovados,
ya veremos qué trae el universo
seguramente un poco de aire fresco
y en la tinta, términos inesperados.

¿Pero qué son los términos que llegan
a la vista, a todas luces consagrados?
Es lo que nos dicen cuando pegan
y se quedan, nos siguen a todos lados.

Qué será esta palabrita prometedora
que entusiasma, que refleja, que ilumina
nuestra magra penumbra en esta hora.

Será que abre puertas al entendimiento
y el alma bajo el sol baila y camina
despierta al abrigo del firmamento.

A media tinta

El último eclipse nos dejó en penumbras
La inspiración parece haberse disecado,
En el cielo una estrella o una mujer brilla
Y aquí abajo este festejo también duele.

Una marcha, una congregación despierta
A la gente que por las noches trabaja
A quienes se adormecen en indiferencia
Ante el agravio y el sopor de la (in)justicia.

¿La cura tardía o la bendita prevención?
Ser humano no se enseña, empero
Se aprende y se ejerce, por convicción.

Hasta aquí llegamos, veintiuno, iluminados
Con muchos errores, enceguecidos, despechados, pero
Algo cambiará pues vivíamos equivocados.

UN SEÑOR EN MI CAMINO

Hilvanando un discurso
que cayó en saco roto
me encontré con un viejo,
un señor, con un sabio
con una exponencial trinidad
que me decía mirando
con los ojos ciegos:
Si hay sol, es de día.
Si hay luna, es de noche.
Si no hay noche ni sol
Estás muerto.
Entonces,
si la vida es tan simple,
tan amable, tan noble,
¿por qué existe el amor?
¿para qué la paciencia?
¿para qué el arco iris?

No me sigas

No me sigas, no, no me sigas
No creas que aunque me veas
Andando por ahí, balbuceando,
Esgrimiendo palabras, poetizando,
Llegarás a algún lugar de reposo,
No, no me sigas. No me digas
Que querés algo de lo que tengo
No, o no ves que yo no tengo
Mucho menos de lo que tienes
Y no entiendo por qué vienes
Los bienes inmateriales no se ven
A simple vista. Llévatelos si gustas
Pero no me sigas, no, no me sigas
Llevate la tranquilidad, el deseo
La calma de la aurora, llévatela
Y si encuentras paz hazla tuya
Pero por favor no me sigas
Que no te arrastren las palabras
El pensamiento es un océano
Y es necesario saber nadar.
Por eso, atraviesa el firmamento
Desde el convento hasta las nubes
Busca la base del arcoiris
Zambúllete en el río dos veces
Y dime si eres el mismo,
Surca el abismo, merodea la inmensidad
Anhela la felicidad, vive tus sueños
Hazlo con la gracia de los dioses
Ríe con gozo, goza el placer
Degusta, saborea, palpa, piensa
Pero de ninguna manera me sigas
Que mi voz te acompañe,
Y que no se empañe tu vista
¿O no ves que yo no voy?
No me dejes tus huellas
Que guíen a otros caminos,
No vengas, no derrames el llanto
No pidas, sólo escucha el susurro
Del viento: no me sigas, no,
Que yo no voy, no, yo sólo soy.

ESTOLIDEZ

Una buena conexión inalámbrica
te permite ver películas cómicas
percibir sobre todo en ficciones
que lo real no vive en las canciones.

Si bajas más de un yiga en video
(no es lo mismo lo miro o lo leo)
escondelo en la rigidez de tu disco.
Lo mirás en tres de y quedás bizco.

El vecino tiene otra banda ancha
él navega, además, en su lancha,
internet está lleno de gente
que cree que navega su mente.

De palabras surgieron opiniones
sólo dicen, sugieren, renglones
simbolizan espacios en blanco
manchados, como aquél, era manco.

Lo que se ha dicho en un momento
no difiere de cualquier evento
donde hablen, comenten, opinen,
manifiesten vivencias, dirimen.

Considerémoslo brevemente:
que se diga no es lo que siente,
sólo emergen palabras al viento
el amor no es sólo sentimiento.

Si leés un día que ya se dijo
preferible usá teléfono fijo
para hacer tu llamado seguido
el cerebro estará agradecido.

Cualquier cosa que surja de impronta
el cede en linux no se te monta.
Qué tonto es haberme creído
que estas líneas tenían sentido.

Lo perdí y me quedé sin consuelo
alguien dijo éste será otro lelo.
Desconoce que mi coeficiente
desconfía de un tipo indecente.

Quien confía en su intelecto
no sabe que será abyecto
cuando quiera llegar a la cima
y cayendo encontrará la rima.

Llevá un tele derechito a Marte
para que al volver demos parte
de que allí encontramos la evidencia
que en planetas así hay inteligencia.

Las palabras son como diamantes,
canciones eran las de antes,
decime dónde quedó la sapiencia,
explicame, te tengo paciencia.

El destino insinuaba el origen

No tengo plata, ni tengo arrastre
No tengo amarras ni tengo lastre,
No tengo ideas ni corolario
No tengo galgos ni un dromedario.

No tengo dónde caerme muerto
No tengo fanas ni seguidores
No tengo plato ni tenedores
No tengo sed en este desierto.

No tengo nada ni mucho menos
No tengo idilios ni tengo frenos
No tengo ni lo que tiene un croto.

No tengo escape ni escaparate
No tengo modales ni flor de loto
No tengo inicios ni tengo remate.

No es que no tuve es que no tengo
Pues acá arriba no hay posesiones
No hay divisiones ni distinciones

Y cada quien es como cualquiera
Que nada tienen en esta esfera
No como abajo de donde provengo.

Acá no llueve, eso es un hecho
Y todos caen, tarde o temprano
Ni vacaciones, pues no hay verano
Acá en el cielo no tengo techo.

Un punto aparte para mi muerte
Es sólo un ítem en el camino,
Y aunque de a ratos lo grite fuerte
No son recuerdos de un peregrino.

CREAR O REVENTAR

Mens sana, comé manzana,
la salud es para el mañana,
no basta corpore sano
se pudre y come el gusano.

Libera de ti esa amarra,
la mente es como una garra
que no deja despegar
cuando tú quieres volar.

Corazón que cruza el abismo
que separa a vos de vos mismo
dará las explicaciones
que otrora eran confusiones.

Pregunta mal formulada
no puede ser contestada
mas debe ser repensada,
mejor no preguntar nada.

De la nada surgió todo,
del agua y la arena, lodo,
el cielo inspiró un suspiro,
¿Desnuda estás o deliro?

Tu belleza es la evidencia
que Dios padece demencia,
o cómo podés explicar
que acaso te dejó escapar.

Tal vez en su imaginación
piensa en otra creación
como un gorrión o aguilucho
que no lo distraiga mucho.

Pues si quedara observando
a ti, bella, contemplando
no atendería las plegarias
que claman a sus malarias.

Pero no hablemos de algo
que tú ni yo conocemos.
Dale de comer al galgo
así fuertes creceremos.

Él es otra maravilla
ya sé, dirás, que se pilla,
es un pequeño tesoro
no es un lingote de oro.

Todo lo bello y bonito
ocupa un espacio finito
de esta manifestación
que algunos llaman creación.

No sólo crearon los dioses
¿Te pasa algo que toses?
Cuidá la salud querida
es lo más preciado esta vida.

¿Cómo surgió la alegría
que te creó una poesía?
Así surgirá esplendorosa
tu alma y será asombrosa
una vida o fantasía
plena, solemne, hermosa.

PROLIFERA

En los aires
Se respira el descreimiento
Basado en la desconfianza,
La de tanto haber creído
En bobas adivinanzas
Y en preceptos confusos
Que embotaron a la mente.
En un raro escepticismo
Que confluye en el presente
Se niegan también certezas
Con grito feroz y estridente,
Será tal vez que las gentes
Se hartaron del engaño frecuente
O será que aquél nihilismo
Los dejó solos como reclusos
A solas con su pensamiento,
El mismo tiene potestad
De dar y negar felicidad,
Él, de palabras constituido
Y siempre detrás del viento
En los aires.

Lo que me gusta de tí

Me gusta cuando hablas
Porque estás presente
Y tu voz se siente
Tan alegremente.
Te extraño cuando duermes
Y la soledad
Se ve acrecentada
Con trivialidades,
Con las vanidades
De la gente torpe.
Me gusta cuando vuelves
A poblar mi mundo
Con todo lo que sabes
Y con lo que entiendes
Con todo lo rotundo
Que escapa a la razón.
Te extraño cuando tengo
Que irme a trabajar
Que irme a recorrer
Los senderos magros
Que sólo me conducen
Muy lejos de vos.
Me gusta cuando estás
Aquí para contarte
Lo que de tí me gusta
Y lo que te extraño
Cuando plasmo en arte
Lo que no me asusta
Que se lea en baños.

Desandar

No estar cómodo en una ideología
Atravesar el camino, desentrañarlo
Aminorar, aventurar, jugar el juego
Abrirse paso al calor de una poesía.

Mudar el entretemiento por valor
Esquizofrenia por la comunicación,
Atizar el lánguido triunfo del amor
Ante escuálidos vestigios de creación.

Del impulso a la ocurrencia, chispazo
Retrocede sin excusas la imaginación
En la mente, de repente, un fogonazo

Que anticipa cual tarot el movimiento.
En su rostro lo que otrora fue ilusión,
En la palma, un fecundo sentimiento.

Karmesse

En el verde que se mece
Ante el sol al que florece
Va cantando la canción
Con un dejo de emoción,
“Te quiero nena”
I love you baby,
Carga la pena
Y en un resabio de redención
Purga su alma de maldición,
El sueño se desvanece
Y sin tristezas desaparece.

NADIE LE DIJO

Nadie le había dicho
que aquí nada es permanente,
y lo supo de repente
cuando aquello terminó;
la relación se disolvió
como pintura en solvente,
a la lápida del nicho
epitafio le pusieron
y con ello terminaron
cada cual a su ruta
a proseguir su camino
pues así quiso el destino
que a veces la calle puta
se bifurca, se entrecruza
se abre, visión de lechuza,
separando voluntades
( o países y ciudades
que buscan autonomía
que la buscan con porfía )
y dejando las esquirlas
del amor y la explosión.

Desconsuelo y confusión
vuelos de aves de rapiña
restos de una transfusión
se encontraron con la niña
que pensaba que era eterno
un romance sempiterno
y ahora debe hacer el duelo
de enterrarlo bajo el suelo,
porque a ella nadie le dijo
que aquí nada es permanente
y lo supo tristemente
mientras buscaba consuelo
mientras sentía a su hijo
pateándole la pancita
con instinto goleador
y ella canta y le recita
al pequeño emperador
una canción armoniosa
descarnada y portentosa
que le hace olvidar la pena
encarando el porvenir
con una actitud serena
pues el corazón al latir
le da la calma fecunda
que de alegría la inunda
y así al pesar despedir.

En una sentencia profunda
nada es válido para todos
sabe de cualquier modo
en una felicidad rotunda
que un estado duradero
y por cierto placentero
no sólo le hace olvidar
sino que le hace amar
así en la vida amando
así en la vida jugando
su alma vuelve a confiar
se vuelve a sentir plena,
y si dos no son de fiar
y uno enturbia su melena
con la vista en el futuro
que se asoma puro y seguro
tendrá también por presente
que al saberlo de repente
que aunque nadie se lo dijo
de esperanza, muy prolijo,
tiene en el amor certero
un presente verdadero.

Estrellas

En el remanso de las relaciones
Se diluyen todas las complicaciones,
En el ocaso de la impermanencia
Caen recuerdos de nuestras vivencias
Como sueños que pierden sentido
Como ensueño todo lo vivido
Se descubre la significancia
Lo olvidado con mucha elegancia
Y un cúmulo de constelaciones
Con el día se tornan ilusiones.

Callecita

Un adoquín pintado de colores
Levita al run-rún de los motores
Se elevan por el cielo los temores
Que evitan de placebo los sabores.

Si cuadra el eclipse, el planisferio
Tu estrella te guía en el misterio
Coordenada celestial del hemisferio
Que carece en gobiernos de ministerio.

No es el mundo amable quien se mueve
Quien se mueve lo ve en la sombra
Embarrada en un charco cuando llueve.

A tientas se desplaza en la penumbra
Con la estrella pintada de acuarelas
Silencioso el adoquín bajo la suela.

¿Qué nos queda del verano?

Podrán cerrarnos la noche
Prohibirnos la fiesta
Pero siempre nos quedará
La libertad de opinión
Que nadie quiere escuchar
Y la libertad de expresión
Que nadie quiere ejercer,
Nos queda la sensación
De que no me va tocar
La coraza individual
Es difícil traspasar,
Nos queda la imaginación
Recostada en un rincón
Nos queda la virtualidad
En la que hemos caído
Y el mejor emoticón
Que exprese la desazón
Los recuerdos que se esfuman
De la antigua normalidad
Nos queda la vitalidad
Y las ganas de yirar
Como este loco mundo
Que se ha llegado a infectar,
Nos queda la aburrida espera
Y un mate de madera
Que no hemos de compartir
Nos quedan ansias de seguir
De vivir y de reír
Y el llanto atragantado
Por quienes han de sufrir
Nos queda la indiferencia
Y ánimos de resurrección
Nos queda un sueño mejor
Y los sueños al dormir,
Nos quedan los testimonios
Y las secuelas en la psiquis
Nos queda el alma maltrecha
Y el bolsillo acongojado
¿Nos quedaremos sin artistas?
Nos quedan cuarenta grados
Sin aire acondicionado
Y la noche, vacía de almas,
Con un celular en la palma
Nos queda el entretenimiento
De la mente singular
Nos queda el olvido plural
Y un cielo pa’ recordar
Un hermano a quien llamar
Cuando nos toque la hora
Y veremos entonces la aurora
Que nos viene a interpelar
Con la locura a cuestas
Que nos viene a intimidar
El verano que abre grietas
Los que lo odian
A quienes le encanta
Y no queda quien le canta
Una oda a la sinceridad,
Nos queda la verbigracia
Ante tanta desgracia
Nos queda también ilusión
Y el toque de realidad
Que da la televisión,
Nos quedan los atropellos
De la estúpida arrogancia
Nos quedan también destellos
De lúcida inteligencia
Y el sol a contramano
Saliendo por el oeste
Esperando que la peste
Se vaya junto al verano.

SUPERFICIES

Un problema que nos acucia
la falta de profundidad al tratarlo
mediocre, medio creído, medio crédulo
el abismo que separa al corazón
de lo que tiene en porfía tu pensar,
sin sosiego por las impresiones
con el tamiz de la imaginación
sin el remanso de la reflexión
se retuerce con las emociones
y en el sostén de los sentimientos
la reacción ante las situaciones
queda al margen, casi al fondo
la armonía que costó un perú
y se derrama el vaso colmado
por la gota que no se secó,
si vacío la copa nocturna
el vacío es posibilidad
la distancia una oportunidad
el reposo de la mente calma
se deleita en la posteridad.

EL LECTOR CURIOSO



Leyendo la borra del café
Como a un libro intrigante,
Descubro un sinfín de sensaciones
De imágenes ideadas
De ideas imaginadas,
Me distraigo en la contemplación
Al encontrarme con tu sonrisa
Sin apuro, sin ninguna prisa
Leo también tu rostro
La felicidad rebosante
La ternura trepidante
La serenidad, los divagues
Que leo al salir de tu boca
Y la excitación que me provoca
Al leer tu sensual mirada
Esquiva, precisa, recargada
Que me busca y se compromete
Sobre la almohada de plumas.
Leo tus pechos y tus cabellos
Que me cuentan cosas
Son espinas las rosas
Que se me clavan en el iris
Cuando leo tus tatuajes,
También leo tus ropajes
Cuando ruedan por el suelo
Leo crónicas marcianas
Y las nubes en el cielo
Cuando subo las persianas,
Leo además los mensajes
Que me obsequian un consuelo
Los titulares de los diarios
Los feriados del calendario
La poesía revolucionaria
Las metáforas más estrafalarias
Los proverbios, el pronóstico
Leo tus besos en Braile,
La novela interminable
Subtítulos, boletas, contratos
Leo intermitente y de a ratos
De corrido, continuamente
Con suspenso o curiosidad
Como al saborear tu piel,
Lo que dicen las cosas que leo
Que a veces capta la atención
Y en otras, con la mejor intención,
Aunque lo vea no lo creo
Me alegran, me conmueven
Me distraen, me despejan,
Me aleccionan, me interpelan
Y después ya no hay después
Es un tiempo en presente
Un vaivén de movimientos
Vuela con los pensamientos
Cual gaviota ante el ocaso
Sobre la playa serena
Caminando por la arena
O surcando la brisa,
Y si lees propiamente
Tal como leo activamente
Encontraremos el sentido
De lo que no es conocido
De lo que está por descubrirse
Antes de que empiece a abrirse
Como flor ante el rocío
Como vino en el estío,
Como vino así se irá
Y al leer florecerá.


MOVIMIENTOS DE LA MENTE

Desperté temprano para ver el amanecer
espectáculo que obsequia la naturaleza,
mas no lo vi, tenía mucho por hacer
cambiar el mundo, ordenar la pieza,
en lo primero tuve éxito sin desmerecer
en lo segundo me ganó la pereza
y quedó el desorden bien ordenado
que sólo entiende mi vencida cabeza.

A todo esto, la aurora había pasado
iluminando la mañana, el pavimento
donde los perros buscan alimento
donde las aves evocan el pasado;
no hay autos y es poco el movimiento
los domingos tienden al descanso,
rinde sus servicios este viento
que al calor nos ofrece un remanso.
Las ideas, el promiscuo pensamiento
van cambiando sobre el espíritu manso.

Quedarían arbitrarias emociones
que exaltan la pasión que asoma,
un chimango devora una paloma
llego tarde, con algunas distracciones,
pierdo el ritmo, cedo el paso
y en el aire se perciben ilusiones
parecieran -como el día- transiciones
que en un rato todo cae ante el ocaso.

FIESTA SIN DEE-JAY

El deejay está confundido
la música no suena bien
ninguno quiere bailar
no hay tragos en la barra,
la gente busca un culpable
como es Susana Costumbre
y todos le apuntan a él,
pero no tienen con qué tirarle
los tomates están muy caros
y los huevos por las nubes.
Los insultos no se hacen esperar
todos lo quieren apedrear
pero en un rapto de intuición
el loco va y cambia de canción
entonces vuelve la fiesta
todos danzan y cantan
en una orgía a toda orquesta
olvidando su previa intención.
El deejay aprovecha la ocasión
ve que reina la diversión
resuelto va y se tira por el balcón.

EN PRINCIPIO, UN UNIVERSO

En principio, un universo
colmado de vidas y fragmentos
cargado de emoción y pensamientos
todos bajo el mismo firmamento
yaciendo al calor del pavimento.
”A la final”, todo era verso
preciso, certero, en movimiento
en el placer de verter los sentimientos
al alba y al ocaso, en crecimiento
en la unión refrescada por el viento.
En el medio, plácido, converso
del porvenir, del devenir, del elemento
del sentido de inmanencia, el complemento
de lo fugaz, de lo trivial, del juramento
de lo profano y lo sagrado, del fundamento.

SOY. CANTO A LA NADA

La mañana que refresca, el sol asomando
El aire que vivifica, la paloma volando,
El conductor con apuro, el zorzal silbando,
Las nubes que danzan, el perro ladrando,
El cénit, la sombra del paraíso
La paz, el fruto tirado en el piso,
El caracol por la pared trepando
El ama de casa, el asado, el guiso
La tierra, el horizonte, el compromiso,
Los colores de las plumas del loro
Las palabras que no se dicen, el oro,
La espuma de las olas del mar
La arena, lo que se debe recordar,
Los cuerpos desnudos al besar
Cerebro y corazón, el potro al galopar
La luz de la nostalgia, los cuernos del toro
El oscuro éxtasis, la búsqueda y el tesoro
La niña y La pinta, los restos de Colón
El nativo, el extranjero, el obrero, el remolón
La sustancia y la apariencia, el ciclón
La imagen cambiante, el olvido, la emoción,
El sol cayendo sobre las construcciones
Lo antiguo, la novedad, las invenciones
La mirada sagaz, la calma y la ansiedad
El llanto de los que perdieron, la ciudad
Uno más, uno menos, la humanidad
La tristeza, la proeza, el rocío, la trivialidad,
El ingenio, la torpeza, las revelaciones,
Las hormigas devorando las plantaciones
El anciano que saluda a la aurora
El joven que el abrazo demora,
El sustento, el descarte, la canción
La rima, el diamante, una creación,
La ruina, el féretro, la decoración
La noche universal, la devoción,
El río que desemboca, el mar que provoca
La lluvia cuando cesa, el déspota que reza,
El aroma sutil, el sabor de tu boca
La ingrávida poesía, lo que el lector procesa
El porvenir, la yapa, el éter, el vacío
Tu amor, el nuestro, aquél, el mío,
La distancia que separa los abismos
La nada, un canto, un eufemismo.

ANTE TODO, PAN

No sé si volvió el asado y el choripán
O vuelven los globos y el tulipán,
Si vuelven los forros y el sacristán
O vuelve el ring y Karadajián.
Será que vuelven los que no están
Vuelve Gardel y vuelve Yabrán
Pero el destino de los que van
No es volver sino irse (a Kazajistán).
De lavar copas luego vendrán
Y aquí contentos los aplaudirán.
Luego en su ingenio algunos dirán
Que en las vitrinas se exhibirán.

Ilusión de permanencia

La situación escapa del cuadro
se sale por los bordes del marco
se despliega pintando las paredes
abarcando en un sinfín las construcciones
hasta ocupar el mismísimo universo,
complejizando así todas las cosas
que pasaran de ser cosas sencillas
a ser algo que ya nadie comprende
quizá algún profesor de física
o un erudito, o un metafísico
que lo explique con palabras curiosas
o con algunos conceptos elocuentes
para que vos lo creas o lo intentes
que en el cosmos novedosas apariencias
son profundos movimientos de conciencia
y desde lo más pequeño entre lo pequeño
interpela a lo más grande entre lo grande
aún desde la gota evaporada del rocío
enamora a la majestuosa montaña
desde el canto del zorzal por la mañana
hasta el vuelo ancestral de la paloma
va mostrando la fresca sensación
que aniquila cada noche la guadaña
como el renacer del niño que se asoma
al contexto que lo pone en situación.

¿Quién entiende la poesía?

Retratos de la cofradía y de la eucaristía
sonrisas posan ante el flash heurístico
la gente se congrega en torno a fantasías
aplauden, gritan, vociferan eufóricos.

El telón bordó cubre todas las miserias
el malón se disgrega, acentuando soledades
cada quien es cada cual con sus histerias
historias ensayadas de mentiras y verdades.

El asombro acude, ¿quién entiende la poesía?
Que en un reto histriónico extirpa malestares,
¿quién entiende su valía, su tesón y su porfía?

¿Quién pudiera seguir el hilo de la comunicación
cuando no concibe cruces, ni detalles, ni lugares
quién pudiera cobijarla en un rincón del corazón?

Ronda el misterio

La calle como pista
Un valle con aristas,
Los árboles sin prisa
Gorrión en la cornisa
El trueno cuando llueve
El sol que todo mueve
La gente que se apura
Instante que no dura,
El aire que respiro
Tu boca cuando miro
La palabra adecuada
La voz como una espada
El sexo entre tus piernas
Las miradas eternas
El más cálido abrazo
De Cupido un flechazo
El enamoramiento
El sutil pensamiento
La locura presente
En toda nuestra gente
El séptimo planeta
La teta amamantando,
Las felices recetas
El viejo cocinando
El tiempo descoloca
Y a todos los retoca
Cada cosa en su lugar
Niños, por favor, a jugar
Que acá es un despelote
Y no hay gol de rebote
El vecino vigilante
Un ladrón de turbante
La cámara precisa
Al muerto inmortaliza
Y el vivo que camina
Llegando hasta la esquina
Se trepa al paredón
El de fusilamiento
Y en un presentimiento
Estalla el corazón.
La luz ya no ilumina
El calor no lo quema
Sólo queda la espina
De no saber de esquemas
De no tener bolsillos
De transitar pasillos
De lánguidas galaxias
De ingrávidas falacias
De impalpables rosas
De intangibles cosas
Sepultando el misterio
Carente de ministerio
Que otrora hipnotizaba
Y ahora no encontraba,
Entonces, de repente,
Percibe, oye, siente
El ruido de camiones
Rugido de leones
La jaula estaba abierta
Metrópolis despierta
Manotazo de ahogado
Rechazo de abogado
La ley al otro lado
Una palabra: vida
Una palabra: muerte
Una palabra: suerte;
La cama concurrida
El insulto frecuente
El amor recurrente
También las sensaciones
Que vibran en canciones,
Y a todo esto, una pregunta
Una respuesta, una sentencia
Un consejo, una advertencia
Una amistad, una junta
Bajo el mismo cielo
En impasible suelo
Separados por las púas
Que rasgan la guitarra,
Se nubla y la garúa
Es del tigre la garra
Que arranca, que desprende
Más que la vestimenta
Dejando la osamenta
El legado de Ostende.
A lo lejos un llanto
Un hombre se hace canto
Que surca como voz
El espacio feroz.

Canto latino

El tiempo no pasa
La luna no llena,
Tu chispa divina
La noche ilumina.

El sol no se oculta
El tordo te ausculta,
Tu gracia divina
Es la mejor vitrina.

El viento no sopla
Me quedo sin coplas,
Tu labia divina
Me hechiza argentina.

El cóndor no vuela
Me gasto la suela
Tu estela divina
Persigo en voz fina.

El auto no arranca
Si salta la banca
Tu tacto divino
Me compro el casino.

Entretenimiento

El mundo, las cosas, la idea que va y viene
y en el marco conceptual te entretiene,
la dicha, el afecto, las dudas, los amores
surgen rendidos a los pies de tus temores.
Vivir que, como un sueño, lo contiene
le estás dando una seriedad que no tiene.

Y el aspecto de todo lo impermanente
es el espectro, el abanico, de la mente
que proyecta situaciones tan profundas
y no alcanzo a elucubrar si son rotundas
no dilucido tampoco si lo visto te divierte,
aburrirse es cortejar la pena de muerte.

Será entonces, será, que el movimiento
le da el toque sensual al sentimiento
el equilibrio es un codo, una coyuntura
entre estados de euforia y de chatura
donde place el disfraz del entretenimiento
que abanica nuestro paso como el viento.

Credos

El café que se desliza por tu lengua
el calor que a veces crece a veces mengua
el safari que descubro entre tus piernas
de tu boca surgen las palabras tiernas.

El aroma que emana de tus poros
en tu corazón, guardados, los tesoros
los cabellos que acaricio entre mis dedos
en tus pechos mueren todos nuestros credos.

Tu mirada que se erige victoriosa
coronada de laureles y estropajo
tan serena como una cautiva diosa

que se pierden los vocablos en el viento,
como un feto, como un sutil renacuajo
desarrollas como embrión el firmamento.

Arrastrados por la novedad

Arrastrados por la novedad
Por la novedad corrosiva
Siguiendo al mejor impostor,
La corriente que marea
Y le da cuerda a la realidad
Nos envuelve como cúmulo
Y formamos otras cosas
Nos dispersa como lluvia
Y al llover nos disgregamos
Y en las manos adosamos
Montañas de opiniones
De juicios y sermones
De palabras por decir
Y de las que fueron lanzadas
Como flechas puntiagudas
A clavarse al corazón.
Y en nuestra imaginación
Creativa y floreciente
Siempre quedará en el tintero
Lo que no pudo ser
Lo que no será
Lo que no es.

Instantáneas

El hoy es un cuento heredado
Mañana es olvido prestado
Ayer es el hoy transplantado
Mañana es un cuento presente.

Ayer es el día nublado
El hoy es presente eclipsado
El hoy es presencia viviente
Mañana tu ausencia se siente.

Ayer es el canto de ausentes
Ayer es el hoy relegado
Mañana recuerdo borrado
El hoy es alegre narrado.

El hoy narra triste evocado
Mañana es el breve pasado
Ayer es un cuento soñado
Ayer es el hoy memorado.

El hoy rememora un sirviente
Mañana viste frac esta gente
Mañana es ayer sin tostados
Ayer no te vi en el tejado.

El hoy es el tuit del torrente
Mañana es ayer de repente
Ayer no es mañana tampoco
Es hoy cuando yo al fin te toco.

La dama viste de versos

Y de repente, de un plumazo
Viste la dama de versos
Y en el escote, la tinta
En el anverso, las plumas
Vedette de sinagoga
Fémina literaria
Con rimas sustanciosas
De laureles coronada
De poética mirada
De silueta sugerente
De una boca muy ardiente
Viva voz en dulces labios
Que susurran al oído
Consonancias estridentes
Que no te hacen el cumplido
De silbar la melodía,
Ruidos y cacofonías
Van cediendo la armonía
Y en lo oscuro desencanto
Tibia lágrima del llanto
Fluye como luz de luna
Un poema que te acuna
Fluye como ansia de luna
Tu valía, la fortuna
De esta noche de abrigo
En la que duermes conmigo
Para deslizar los dedos
Yemas que cumplen deseos
En el tacto de tu piel
Calma y fresca como miel
Que al haberla recorrido
La descubro intempestivo.
Me distraen las canciones
Reverberan sensaciones
Emotivas ocurrencias
O floreadas displicencias
De lo que gusto narrarte
Por el gusto en componerlo
Por el duelo de perderlo
Por lucero de obra de arte
Que ilumina convergente
El reducto de la mente
Da la mano y tiende puentes
Para que cruce la gente,
Si de pronto te arrepientes
Sacrifico la pureza
Y te beso con destreza
De esta voz que no se calla
Ni en la arena de la playa
Que te dice lo que siente
O, como loro, repite
El transcurso intransigente
Del discurso que arremete
Y se te cuela por los poros,
El perfume de estas palabras
Se te impregna suavemente
Que cuando un pirata abra
Hallará un bello tesoro
De cuantía, valiosamente
Inspirando a los poetas
Y a los pintores tus tetas
Como dinero en el banco
Cual belleza de hoja en blanco
Que de versos va nutriendo
Cuando el alma va puliendo
Y entre líneas, componiendo,
En tu falda se va despidiendo.

No sólo de chat vive el hombre

Habilidoso chateador
Se ofrece para, sino, por
Darle cuerda a la imaginación
Con soltura y rimboemoción
En vivo y en directo
Políticamente incorrecto
Con gracia y entusiasmo
Hasta llegar al orgasmo
De una charla divertida
Corrupta, entretenida
Con emojis que grafican
Sensaciones que trafican
Las palabras que olvidamos
Los conceptos que ignoramos
Y si en un rapto callamos
De repente continuamos
Con el chat, la travesía
Al compás de la alegría
De tipear los caracteres
Que forman los pareceres.
Cuando hay comunicación
Se propicia así la unión
Acortando las distancias
Que separan las instancias,
Con las risas de por medio
Esquivamos cierto tedio
Propio del aburrimiento
Cocido en el pensamiento
Y mediante las pantallas
Escapamos con agallas
Del sopor, la soledad
Y hablando de libertad
Nos hacemos más esclavos
De palabras y teclados
En atardeceres fortuitos
En aconteceres gratuitos
Que viran en tal dirección
Obnubilando de ilusión
Nuestra virtual condición
Pasajera situación
En el presente momentáneo
De este tiempo sucedáneo
Que nos deja sin aliento
En muy cómodos asientos.
Cuando veas que me callo
Una nueva frase tallo
O te hablo de poesía
O con una fotografía
Te despierto el inconsciente
En un quid irreverente
En el que mueras de risa
(Un cadáver con sonrisa)
Para soñar nuevamente
Que vivimos felizmente
Que seguimos la corriente
Que después, al día siguiente
Nada recordaremos
Y nadando nos iremos
A chapotear otras aguas
A chatear sin un paraguas.

Colorín

Cada uno hace su pinta
Como le pinta en ganas
Y todo va quedando pintado
Como un mundo maquillado
Coloreado y decorado
De caprichos y ocurrencias.
Los días lluviosos opacos
Donde los colores resaltan
Las fachadas de las construcciones
Aparecen los intelectuales
Hablando para dar lecciones
A explicar la lógica del todo.

Agua en la piel

Agua que viertes sobre el mantel
Termo caliente, gota en la piel,
Mate a primeras de la mañana
Café con leche tras la ventana.

Medio vacío observas el vaso
De vino está lleno la otra mitad,
Agua cayendo cuando el ocaso
Goza pintando tu libertad.

Desde los ojos se palpa el brillo
Brilla en tus labios, dulce humedad,
Lluvia rodando bajo el flequillo

Sólo una gota en ebria soledad.
Brilla el esmalte de tus colmillos
Fluye agua fresca sin vanidad.

Dimensiones

Hay un mundo que no sale en las noticias
Es la dicha del amor y sus caricias
A la gente no le llama la atención
La ternura no vende en televisión,
La sonrisa del niño cuando asoma
A la vida como signo de paloma
La mirada y el gesto afectuoso
Los consejos del viejo bondadoso
La palabra sincera cuando calma
Todo aquello que te enaltece el alma,
Es un mundo del que no te quieres ir
Donde todo se está por descubrir
La bondad, la gracia, tu contento
Los más nobles humanos sentimientos,
El deseo también de compartir
La radiante ventura del vivir.

Temporada de jazmines

Acecha la temporada de jazmines
De floreadas tardes de jardines
Iluminados con azules del ocaso
De peatones aminorando el paso.

Mañanitas de claveles y gladiolos
Saludando en color al nuevo día
Saludando en petalitos de alegría
A las abejas que nunca los dejan solos.

Con cantos de los pájaros contentos
Entre ramas o bajando hacia la acera
La dicha de encontrar los alimentos.

Y la noche, tierna noche de aluminio,
Se contrae en la sensible primavera
Al cobijo y la sombra del plenilunio.

Se me pianta lo que cuento

Se me pianta lo que estaba por contarte,
No tenemos más remedio que artes
Que nos saquen del profundo conflictivo
Panorama de sopor y tedio relativo
Al imán de sensaciones relatadas
Que se esmeran por ser bien representadas
Y no son más que historietas, caricatura
Situaciones de baja literatura
Ambientadas en un odio que subyace
Podredumbre que no cubren los disfraces.

Se me pianta lo te iba a contar,
Si mi alma no pretende remontar
Es momento de escuchar con valentía
Lo que calla ante la aurora la poesía
Que en un verso armado y uniforme
Decanta en la metáfora que conforme
El número que otorgue satisfacción
Para poder pagar la calefacción
En su oficio de ordenar las callejuelas
Donde todos cuentan, tíos y abuelas.

Se me pianta lo que digo, lo que cuento
Y en un rapto lo que olvido te lo invento
El poema que no tiene espectadores
No hipnotiza, no claudica en sinsabores
Cual teatro programado con doble función
Manejar las voluntades, primera condición,
La segunda es doblegarlas con fluidez
Y de yapa lo colman de estupidez.
En fin, no es ser agente de la inteligencia,
En un descuido te roban hasta la decencia.

Domingoz

Un domingo cualquiera
Este domingo incluso
O el anterior,
Se dispone a pensar
No ya en el caprichoso calendario
En el matemático esquelético calendario
Sino en lo azaroso o fortuito
En lo gratuito de la existencia
En la encarecida subsistencia
En la ambivalente supervivencia
En fin, en todo lo que no piensa
Durante el trajín semanal,
Por eso un domingo
Porque pronto es lunes
Y las actividades apremian
Con sus premios y castigos
Con sus bondades
Con el regocijo de la acción
Y el entretenimiento
Con la premisa de cumplir
Por eso en el receso de un domingo
Carente de preocupación
El pensamiento baila
Danza acrobaticamente
En la tarde solitaria
En el yerro conceptual
En la alegría crepuscular
Bajo un manto de preguntas
Que no se le dio por refutar,
Como una transición entre sueños
De la tarde del domingo a la mañana siguiente
Percibe vacío
Siente que se pierde en la nada
Como si fuera algo
O un lago profundo
Donde nadar no alcanza
Hay que flotar
Como nube de azúcar
Con un hilo de voz
Donde se atragantan los gritos de gol
Donde mueren las historias
Donde mueren las palabras
Y algo muere en mi interior.
Cuando las olas cesan
Cuando no todo marea
Reina la calma.
Todos los lunes
Los terapeutas resucitan.

El presente evanescente

Fluye como torrente de residuos
Corriente vertiginosa de desechos,
Restos de recuerdos, movimientos
Entre ellos algún bello pensamiento
Variante de palabras suscitadas
Y un abrazo furtivo en la cascada.

Recorre lo sinuoso en los caminos
Trazando en la memoria los destinos
Que surca los peñascos del trayecto
En un fluir intenso y poco recto,
Es liquido, oscuro, fluorescente
O es ámbar o es cristal evanescente.

Se mira a través suyo, estimulante,
En la felicidad ronda el instante
Como un beso fugaz cálido urgente
Que espabila y nutre en el presente,
Porque a la noche le sigue la aurora
Porque la vida brilla en el ahora.

Tapanapias

Entró en crisis el comité de crisis
Saltó de fase con un nuevo envase
Y desde acuario hasta los de piscis
Se movilizaban portando disfraces.

Algunos cubrían nariz y sus bocas
Pero a ninguno le daba vergüenza
Ni siquiera aún a esas viejas locas
Que en las sienes cargan virulencia.

Desde una gripe a un nimio resfrío
Se pescan grises en austeras playas,
Si en este agosto no hace tanto frío
La hipocondria nos mantiene a raya.

Poco atractivo como una enfermedad
Alejado del umbrío océano existencial
Añejo destino en sueños de libertad
Acoplado entusiasmo por lo vivencial.

Los poemas

Hay poemas que conmueven
que sorprenden y promueven
la ternura, encanto y pasión
llenos de delirio y decisión
soberbios, pacatos, precisos
de magnas metáforas, concisos
llenos de simbología e ilusión
que al lector se unen por fusión,
poemas regios y preciosos
simples, libres, luminosos
con ritmo, tono y melodía
llenan el espacio de alegría,
hay poemas dulces, bellos
y éste no es uno de ellos.

Los colores del crepúsculo

En el violáceo de las tardes invernales
brotan auras de espectros fantasmales
que suscitan sombrías imaginaciones
como tinta que cambia en las estaciones.

De ellas surgen muchas elucubraciones
con atisbos de un millón de sensaciones
de resabios de armonías celestiales
de divinidades de aspectos originales.

La belleza se observa en ensoñaciones
regocijo en la visión de lagrimales,
que vibran en emoción crepusculares
cuando caen con el sol alucinaciones.

Fotografía de Jorge Guardia

Lobizón

Luna dorada sobre el cielo azul
luna plateada en terciopelo gris
luna soleada con sabor de anís
luna que asoma vestida de tul.

Luna porfía en la nítida fantasía
luna brillando sobre el horizonte
luna bailando más allá del monte
luna que pinta todo de poesía.

Cómo escribir poesía de ciencia ficción

En derredor de un planetoide
o viajando en un asteroide
plasma con sigilo un verso
que atraviese todo el universo.

Estampa con tinta el corazón
desde Mercurio hasta Plutón,
que haga un trecho a la luna
el poema, cual canción de cuna.

En atención al gran concurso
inyéctale zinc al extraterrestre,
metáforas de alien, como recurso.

No olvides cargar en la nave
alegorías un tanto pedestres,
humano en lo sideral, es clave.

Recorre el infinito cosmos
evadiendo lo que, creo, somos,
comparando civilizaciones
y que rime con tus creaciones.

Por último, no menos importante
deja estrellas de vista intrigante,
no cultives nobles sentimientos
en el espacio sabes que no hay viento.

En mi sueño eres tú

Otro sueño que se esfuma
Esperanza de esta pluma
Por darle voz al corazón
Que navega sin timón.

Otro sueño a la deriva
Sin embargo sigue viva
La connotación lasciva
De esta lengua primitiva.

Otro sueño que despiertan
Disgresiones encubiertas,
Conclusiones tan inciertas
Que ni al viento lo conviertan.

Otro sueño que se aplaza
Que derrapa y se desplaza
Cual paloma de la plaza
Picoteando una calabaza.

Otro sueño, otra muerte
Me engaña y me divierte,
Y aunque no tenga la suerte
Tengo el gusto de quererte.