Huir del infierno

Asomar la cabeza y conocer la tristeza
ver dolor en el mundo que diluye su color,
tratar las desdichas y las aflicciones
congojas, delirios y putrefacciones,
conocer la locura, tocar la sinrazón
caer en desazón, aspirar a la cordura
donde se ve lo insano, la insalubridad
confiar en la verdad, escapar a lo mundano.

Trastocar los conflictos que no cesan
esperar los veredictos que regresan,
caer en lo vulgar, surfear en lo grosero
soñar con lo sutil de un cielo verdadero
y ver entre tinieblas de lúgubre manto
un resabio de bondad, un lírico canto
que destrabe el malestar –de símil eterno-
y en gritos de libertad huir del infierno.

Comprender que escapar no es morir
que en la razón inmaterial existir es vivir,
que el dolor te despertaba de la pesadilla
que saltabas como ardilla entre faroles
que no veías flores junto a la gramilla
pues la oscuridad tremenda enceguece
y las luces en tus ojos nunca fueron soles
pero al levantar la vista el espíritu florece.

Y en la diáfana voz late el firmamento
que vibra en armonía, ya sin sufrimiento,
tiende puentes, abre puertas y crea lazos
que no pierde referentes en los abrazos
pues en el centro del pecho hay vibración
y el cerebro resplandece con la atención,
pues ya ves que, como todos, vive el árbol
que da frutos y que crece gracias al Sol.


Fotografía: Leandro Coca

Anuncios

De alimento

 

De alimento no uso frases positivas
el alma se nutre de la palabra viva
el cuerpo sólo vive si le das comida
si hay salud, que si enferma pida
medicinas u oraciones divertidas.

No hay palabras que me resulten ajenas
mastico ideas, me trago todo lo dicho
incluso como idioteces y como bichos
de los vivarachos y aquellos de nichos
como casi todo, excepto las berenjenas.

 

 

Fotografía: Jorge Guardia

El psicólogo

Puede que te ayude
o puede que te hunda
puede que te aclare
o puede que confunda,
Él todo lo puede
y puede que tú nunca,
puede que no arranque
si pensar no funca,
puede que facture
unas cuantas lucas
y te dé soluciones
a neurosis de pelucas.
Puede que en sesiones
pagando consultas
crees obsesiones
o manías conjuntas,
puede que aleccione
con palabras sueltas
algunas funciones
que andan dando vueltas.
Puede el licenciado
atenderte sentado
si le relatas acostado
problemas olvidados
y dejar asentado
haberte escuchado.
Puede que tu mente
lo tenga presente
como un referente
como inteligente,
y observe atento
cada movimiento
que refleja lento
todo pensamiento.
Puede que se siente
y olvide diligente
todo lo que orquesta
tu frondosa testa
cuando de repente
tenga otro paciente.

Signo de paz

Con supremo ideal
Levántase temprano
Desdeña el mal
No combate fulanos.
Trabaja con ahínco
(Zapatero a tus zapatos),
De pronto, pega un brinco
Como de noche los gatos
Caminando por cornisas
De luchas tan cotidianas
En el auge de las prisas
De las tardes y mañanas.
La tranquilidad asoma
Como signo de paloma
El espíritu festivo
Tanto alegre como vivo
De repente toma vuelo
Sin olvidar el suelo
E invita a sus coterráneos
De corazones foráneos
A redimir malestares
A conquistar voluntades
Por una causa tan noble
Tan serena como roble
Que se eleva tan veraz
Sobre el fragor contumaz,
Y al tipo le cae la ficha
De que la pax es la dicha,
Y ante el afán arrogante
Encuentra un estimulante
Para brindar con sus actos
de sus pensamientos rectos
Por esa luz que ilumina
Al que sin saber camina
Buscando un lugar, un momento
Donde no exista el tormento
Y encuentra satisfacción
Quizás en algún rincón.

Fotografía: Jorge Guardia

Conózcalo

Estás cuidando una imagen
Que se cae con la primer brisa
El mundo anda a toda prisa
Quedando la misma al margen.

La gente te irá a conocer
Algunos, por tu proceder
Tu don de gente marcado
Por no mirar al costado.

Y muchos según la ocasión:
Por tu sucio pantalón
Por un grano, por un moco
Por haber tirado un foco,
Por una pifia verbal
O haberte peinado mal,
Por reír como descocado
Por haberte quedao pelado,
Como joven, por lo viejo
Por vivir como el cangrejo
Por diversas asociaciones
Por tu gusto de canciones
O por una equivocación
Por tu pobre vocación,
Por comer el perejil
Por parecer tan gil,
Por torpe y dichararero
Por robarle al verdulero,
Por ratón, por miserable
Por tu pequeña adorable,
por tu humor, tu rebeldía
O tu inteligencia tardía,
De vista con catalejos
Te recordarán desde lejos.

Por todo eso y por más,
La pregunta es dónde vas
rodeado de tanta ficción
En tu mundo de ilusión.

Y si un día te reconocés
y olvidás que te escondés
Te darán la membresía
Al Club de la Valentía.

Fluir

Continuo fluir del río al mar
divaga sin rumbo mi pensar
como remolino que al pasar
tierra y cotillón va a levantar.

De a ratos quedan sueltas las ideas
se mezclan, se entretejen las más feas
y forman amalgamas de conceptos
transgreden vigorosos los preceptos.

Se forman conceptos que confusos
se hunden en abismos tan difusos,
a veces nos empujan a lo oscuro
vemos negro sin certezas el futuro.

¿Qué música te brinda inspiración
qué notas, qué letras, qué canción?
¿Qué formas, qué rostro, qué visión
es musa para vuestra imaginación?

El río vive siempre donde muere
las nubes llevan mar a donde fuere
fluye el pensamiento y las visiones
y vivo estando atento a las acciones.

En esta rica vida hay dos corrientes:
una que te arrastra hacia la muerte
la otra sube lento hacia la fuente,
escoger un camino sólo es suerte.

Fluir no es ir, venir, es movimiento
es no enroscarse con el pensamiento
es entender que Vida es el momento
presente al que se da recibimiento.

Es aceptar que subes la pendiente
que caminas la calle entre la gente
que el mundo puede ser indiferente,
es aceptar y amar lo intrascendente.

Hay modas de palabras y nociones
que se repiten como grabaciones,
algunas arraigadas parecen certeras
y otras mal pensadas traicioneras.

Y si un sabio consejo milenario
se cuela en medio del abecedario
es propio conocer de dónde vino
para no caer en otro vulgar timo.


Fotografía: Mariana Coca

Sobrevuelos

Estar en movimiento hace olvidar
Disipar, alejar, extinguir un pesar;
Mas por la misma ley de gravedad
Vuelve con su peso y esa terquedad
A rondar sobre tu alma, sobrevolar
Como nubes que amenazan con mojar
Arrastrando tras su paso todo mal
Llevando en su torrente sideral
Esas penas que en vida hacen llorar
Y ya maduro el corazón invita a volar.

Pues no es sueño, realidad-felicidad
Que vivir sólo es posible en libertad
Ella misma es quien enseña a caminar
Se abre paso entre dolor y malestar
Da la mano a quien sólo ve oscuridad
Pues a tientas anda el mundo sin verdad.
Movimientos, transitar como ritual
Un camino que no encuentra su final,
Se abre paso en su probada calidad
Y en el vuelo flamea la vitalidad.

Fotografía: Camila Cariac

Endereza tu camino

Amigo, endereza tu camino
tu andar veloz de peregrino
observa bien con atención
el movimiento, la intención
no sólo es cuestión de llegar
sino además, sabes, de pasar,
dicen: pasar abriendo caminos,
que morigeren los destinos.

Porque un recto transitar
nos da la calma al pasar
de haber obrado para bien
aún no sepamos en quién
recaerá nuestra ofrenda,
si saldásemos la cuenta
de nuestro balance vital
en el equilibrio universal.

Endereza tu camino, amigo
crece en amor al estar vivo
por la vida, por tu gente
por tu obrar irreverente,
convéncete en gratitud
que florezca tu actitud
de embellecer el camino
tender la mano, peregrino.

Porque al obrar certero
verás también verdadero
que eso te llena de gozo
en un andar armonioso.
La luna siempre te guía
por eso a veces te fías
y si tu camino enderezas
andarás bien con certeza.

Fotografía: Leandro Coca

La conquista

La noche se acerca rotunda
en silencio te habla, profunda,
la luz de una estrella te excita
brincando tu cuore palpita.

Se funde el alma en la penumbra
la luna te sigue y alumbra,
la mente se calma, reposa,
se duerme cansada la rosa.

Despeja de nubes el cielo
el viento tras levantar vuelo,
un ave nocturna divaga
tu herida conviértese en llaga.

Observas así el firmamento
trocada tu pena en lamento
ahora es olvido lejano
vacía ha quedado tu mano.

Arrojadas todas las piedras
desnuda estabas en la hierba,
la vida pasa y no detiene
su andar, aunque no va ni viene.

Es ella, busca conquistarte
y a veces conviértese en arte
proverbial, elocuente, elegante,
sublime, sagaz, no pedante.

Susurra al oído bajito
te habla de lo bello y bonito
maravillas de la creación
un tucán o una linda canción.

Y encuentran cierta resistencia,
aceptando en tremenda paciencia
que algún día serán reconocidas
por quienes malgastan sus vidas.

Son obras que no forman parte
del temor que a ti suele azotarte,
ellas son piezas de libertad
que cuestionan vuestra realidad.

Como lunas nunca te rechazan,
más bien ellas siempre te abrazan
te invitan a pensar o lo intentes
que al pasar por aquí no lamentes.

Un recuerdo no escrito te acerca
prestale atención, no seas terca,
te eleva a alturas soñadas
te lleva verdades impensadas.

Él dice debes conocer
lo amable y profundo de ser
paciente, tranquila, rebusca
de tu corazón que se luzca.

Pues todo pasa y nada queda
ni esta poesía aunque pueda,
como esta noche fue pasando
ahí viene el sol asomando.

*Fotografía: Leandro Coca

Dar: tesoro de la humanidad

Que tu vida sea un constante dar
un despojo, no una transacción.
Bríndate por completo, da todo de tí
que no hay recuerdo en la eternidad
y no existe mayor bien que la libertad.
Da todo ( pero, qué joder, dámelo a mí).

Terapia de incomunicación

Este mensaje es para mi, por lo tanto no hay necesidad de que sigas leyendo. Si lo hacés, problema tuyo, ya que no estás incluido en el mismo, salvo en esta salvedad. Pero no es una inclusión sesgada, pues el mismo mensaje toma nota de la posibilidad de que el destinatario del mismo no sea aquél en quien se pensó, sino otro, que podrías ser vos, aunque de modo fortuito. Y si algún mensaje dentro del mismo lo captás como propio, sería tu propio problema como se ha dicho pues no has sido considerado por el mensaje en cuestión. Cuestión a todo esto que me quería hacer llegar la noción extrema de que la comunicación es en toda época una inquietud universal, y cuando digo universal quiero decir de todos: hombres, mujeres, niños, ancianos, sapos, codornices y legumbres. Si, el estado vegetativo del ser también tiene ese anhelo de comunicación y comunión con los demás. El problema ( actual ) es el exceso de entretenimiento, no porque esté de más en sí, ya que el aburrimiento como contrapartida es lo que incita la desmesurada producción de aquél, sino porque los medios y/o los mensajes que la cultura brinda, nos brinda, se toman como parte de lo mismo y por tanto obstruye comunicación posible entre dos sensibilidades y sólo hay un mero entretenerse en el ínterin reduciendo las posibilidades inagotables de la comunicación a un triste pasar el tiempo. Y el tiempo pasa de todos modos, para algunos vertiginosamente mientras que otros siquiera lo notan. La materia se desgasta a su paso y decae, se pone rancia. Ni siquiera las rocas que se ven casi indestructibles se resisten al paso del tiempo. Y tiempo sabemos, sabés ahora, es lo que no sobra. El tiempo es limitado, más allá de que uno pueda resucitar unas cuantas vidas luego de otras tantas muertes, pero en esas también lo será. Esto quiere decir, que lo único que es eterno, aunque suene pueril, es la eternidad. Y como ella nos espera paciente, ¿qué apuro puede tener el tiempo que sabe de sí de su propia finitud? Ninguno, desde ya, porque desde el punto de vista particular el tiempo es consumido y muchas veces nos consume, pero desde el punto de vista de la eternidad, es ésta quien devora el tiempo, la historia y los tiranos. Y si, de todos modos, hay mal que dure cien años, después de ello se terminará yendo por la alcantarilla del olvido, para que la vida prosiga su rumbo feliz sin fin hacia la eternidad. Buenas noches ( buenas noches para mi, que me voy a dormir ).

Antes de cambiar el mundo

Aquellos que quieren cambiar el mundo entero
Deben saber unas cuantas cosas primero:
Por ejemplo, París no desea llamarse distinta
Ni Miami pertenecer a otro país;
El Ganges es difícil que desemboque en otro océano
Ni el Vaticano quiere tener nuevos símbolos;
Mi prima está contenta con su profesión
Su hermana, lo propio, con su familia, al tejer,
Quizá, la tuya también, y el vecino chocho con su mujer;
El paraíso, feliz cuando escucha llover
Las gallinas cluecas cuando van a poner;
Para el viento nada mejor que levantar tierra y hojas
El futbolista regio con su contrato
La gata Flora dulce al ver a su gato;
Los museos vivos y libres de humo
El basural colmado con desperdicios inmundos;
Los jardines rebosantes de flores y mariposas
El doctor digno al recibir un paciente
El kiosquero contento ( hoy nuevo cliente )
Uruguay estará para unos allá sobre el oriente
Y cantan los gallos también al poniente;
Al dinero se lo gana, se lo crea, se lo roba, se lo pierde
Hay besos dulces y besos que muerden,
Hay música sublime, puede que te llegue,
Y poesías duras que tal vez te peguen.
Ahora sí, muchachit@, con tesón
cariño y devoción, cambia el mundo,
De corazón.

La improvisación del loro

En el cúmulo del estrato de Estocolmo
Vive un viejo con un loro sobre el hombro
Te saluda con su ausencia de dentadura
Te sonríe entre la mugre el caradura
Te manguea unas monedas para el vino
Te agradece -tras la papa- el loro ladino.
Te marchás creyendo torcer su destino
De ebriedad, de pobreza y desatino
El hombre igual se empapa entre cartones
Es preferible a usar corbata y vender buzones
Dice el loro muchas gracias caballero
Usted sabe, todo se compra con dinero.
Incluso el vino, los dientes o el loro mismo
Por un rato te olvidaste de vos mismo.

Alien

Ahora que tengo Facebook soy alguien. Antes no. Era nadie. Pero ahora puedo decir con seguridad que soy alguien. Y eso es una tranquilidad, porque ser nadie es como no existir. Ya me decían mis amigos, cuando no tenía celular que sin celular no existía. Y como no existía no me daba cuenta. Me decían que sin plata no existía, que sin Nike no existía y cosas así. Pero uno, al no existir, ni cuenta se da. Pero ahora existo, aunque ya me vienen dejando afuera de la existencia diciéndome que, esta vez, es porque no tengo Instagram ( ya estoy forrado en guita, tengo ocho celulares, cinco pares de Nike y tres cuentas de Facebook ). Esto de ser alguien, aunque parezca divertido, me está llenando un poco las pelotas. En cualquier momento vuelvo a mi antigua condición de ser nadie.

Analógica

La televisión es a la poesía
lo que el petróleo a la gastronomía
un escarbadientes a la meteorología
el transistor a la rumorología
un pan dulce a la manicuría
un coliflor en la contaduría
un celofán en la verdulería
publicidad en la vasectomía
vino tinto en la espeleología
querubín en la supremacía
un canguro con algarabía
un talibán viajando en un tranvía
un trapecista en la zapatería
mi vieja hablando con tu tía
un túnel de sólo una vía
un lago sobre la sequía
caramelos en tu boca fría
un color al calor del día
una estufa a la filosofía
los cordones a la simbología
un minuto en la peluquería
un parlante al lado de su cría
el sedante que ni él se creía
proyecciones de muerte tardía
una vida de la ingeniería
entretiene como una poesía
que se extienda en su habladuría.

Diálogo entre dos marmotas

-¿Desde cuándo insultar a otro causa gracia?
-Desde el advenimiento de la imbecilidad.
-¿Por qué un insulto en una dirección es gracioso y en la opuesta es ofensivo?
-Por la relatividad de los polos intercambiables y la intransigencia de los caminos.
-¿Por qué la ignorancia tiene el impulso de perpetuarse en su orgullo de no saber?
-Porque desconoce su condición y hace alarde de ella en contraste al conocimiento que la descubre.
-Si todos tenemos algo de imbécil de lo que jactarnos, los que dominan el mundo ¿son los reyes de la imbecilidad?
-En el país de los imbéciles, el idiota es rey.
-¿Quién nos guiará en el camino del despojo de la estupidez?
-Sólo aquél estúpido que se haya despojado de su estupidez.
-¿Por qué la imbecilidad es tan atractiva?
-Porque se considera que se la puede dominar, que se la puede conquistar con poco.
-¿Cuál es la diferencia entre un idiota y un imbécil? ¿Y el estúpido?
-El imbécil hace diferencias, el idiota no las reconoce; el estúpido pregunta.
-¿Los imbéciles puede ser eruditos?
-Doctos.
-¿Cómo reconocemos al estúpido?
-Se viste a la moda, habla a la moda y piensa a la antigua.
-¿Por qué somos tan idiotas?
-Por mérito. Valor y tesón. Constancia y sacrificio. Y sobre todo superación y competencia.
-¿Cuál es el límite de la estupidez?
-Carece de fronteras concretas y se propaga al doble de la velocidad de la luz. Además se hereda y se cultiva.
-Cuando comprenda todo lo expuesto, ¿qué ocurrirá?
-Obtendrás tu diploma de imbécil y una corona de idiota.

No hay más que tú

Todo es apariencia.
No hay esencia
No hay criterio
No hay Dios
O si lo hay
Él es toda esta apariencia.
No hay misterio.
Todo es aquí y ahora
Como la luz del celular
Momentánea, temporal
De fácil digestión
Que en su apariencia
Trocara temporalidad por perdurabilidad.
La materia se transforma
Muta en el disfraz de la muerte
La mente te trastorna
Cambia destino por suerte
Y es toda esta apariencia
Cargada de dolor y sufrimiento
En lo libre de tentar al pensamiento
Lo que nos lleva a preguntar
Si hay algo más, aquí y allá
Lo que delira a buscar un más allá
Que al diluirse la apariencia
Como un pedo que no tiene sustancia
Dejando sólo su fragancia.

El arte de pensar

Te sorprendería pensar que la gente no piensa
bueno, en realidad, piensa pero lo pensado lo pensó otro
es decir, uno pensó lo que el resto dice que piensa
el resto adhiere a ese pensamiento que le ha dado otro
lo repite, lo valora, lo malogra, pero no lo piensa
es decir, lo da como pensado por él cuando lo pensó otro
esto no tiene nada de novedoso para el que piensa
la masa acéfala es reacia y haragana para pensar lo otro
por eso le gusta decir que piensa cuando no piensa
le gusta hablar, sí, decir cosas que ha pensado algún otro
de allí surge que es imprescindible oír a quien piensa
para tener algo qué decir en todo tema aunque sea de otro
porque lo pensado, lo dicho, lo hablado no se piensa
se dice así sin más, sin pensar, aunque lo haya pensado otro
eso de pensar pasó al olvido, hoy no queda quien piensa
y si creés que todo esto fue pensado, lo habrá hecho otro
a mí no se me da por pensar, sólo digo lo que se piensa
aunque ese pensar no se haya pensado, sólo dicho por otro
y así sucesivamente, metafóricamente, digo que se piensa
aunque no haya nada que pensar, sólo decir lo que otro
y poner cara de que uno sabe, de que uno piensa
cuando sólo hay palabras volando, palabras de otro
que por ahí tiene un yo, y pienso que soy quien piensa
pero es un simbolismo, ese yo es el yo de algún otro
y se me infla el pecho decir que soy quien piensa
para terminar diciendo cualquier vanidad de otro
o escribo una poesía que parece que te hace pensar.