Tengo faltas

Tengo la certeza de haber sido un día feliz.
Tengo entre mis labios un beso que no te dí.
Tengo la promesa que me hiciste vos a mí.
Tengo la esperanza de que un día estés aquí.
Tengo alguna imagen que no supe bendecir.
Tengo mientras tanto mil palabras por decir.
Tengo la costumbre de picar el perejil.
Tengo tu sonrisa merodeando en mi jardín.
Tengo tu recuerdo que también me hace reír.
Tengo tus peluches que me entibian al salir.

Falta tu presencia que algún día estaba aquí.
Falta tu mirada que todo hacía relucir.
Falta tu palabra que acercaba paz a mí.
Falta tu cariño que me dabas sin medir.
Falta lo que siempre quise darte y lo perdí.
Falta eso que tuve cuando me hiciste feliz.
Falta que regreses para hacerte a ti un festín.
Falta que me digas que yo he sido un infeliz.
Falta solamente que vos dejes de latir.
Falta un sentimiento que no supe transmitir.

Tengo todo aquello que perdí en mi corazón
solo en la memoria divagando por tu amor.

No me falta nada si te tengo amándome
sólo a ti te pido que sigas buscándome.
Pues no sé realmente en verdad ni dónde estoy,
ni de dónde vengo ni muy bien a dónde voy,
y si me apurás te digo que ni sé quién soy,
sólo que este amor y mi corazón te doy.

Sine qua non

Quien espera
que las situaciones
lo hagan feliz
está a merced
de las condiciones
cambiantes
de la situación.

Desliz

Los indios no tenían plumas
Los globos no tienen corazón
El mercado no tiene cabeza
El fernet no tiene espuma
Y la mentira ninguna certeza.
Pero en ti encontré una razón
De vivir por vivir con pasión
Aprendí andando en bicicleta
Qué aunque se salga la chaveta
Tiene sentido y una dirección:
Que es el hecho, quizá el desliz
De amar por el amor mismo
De dar, de brindarse uno mismo
De ser y de hacerte feliz.